Burgos cuenta con 228 propietarios que acumulan más de 50 inmuebles

J. Maiques / Burgos
-
Los desahucios han cambiado de manos muchas viviendas en los últimos años. - Foto: Jesús J. Matías

Representan casi el doble de los 115 que había en 2012. Los expertos apuntan a la adquisición de locales y viviendas por parte de las entidades financieras, a los fondos buitre y de forma excepcional a la compra por grandes fortunas

Bastante tiene un ciudadano de clase media con cumplir el sueño de su vida de adquirir una vivienda en propiedad como para llegar a imaginar con llegar a acumular más de 50 bienes en su poder. Pues lo hay. Y aunque es necesario matizar, son el doble que antes de la crisis. Si en 2006, según datos oficiales de la Dirección General del Catastro, había 115 personas, físicas o jurídicas, que tenían en su poder, cada una de ellas, más de medio centenar de bienes urbanos, en 2013 la cifra se ha duplicado hasta llegar a 228. ¿Significa esto que ha  habido grandes fortunas que han aprovechado la dificultad del momento para ampliar de forma desorbitada su patrimonio en la provincia? Parece que no.
El presidente de la Cámara de la Propiedad de Burgos, Fernando Dancausa, entiende que la razón de este incremento se debe principalmente a las ejecuciones hipotecarias, daciones en pago y fondos buitre (compra de empresas al borde de la quiebra) que tanto han proliferado en los últimos años. Y por tanto, muchos de esos propietarios serían en realidad entidades financieras o las inmobiliarias que pertenecen a ellas.
El presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Santiago Marcos, aporta a esta idea otra explicación: que un dueño de varias empresas distintas haya optado en estos años por reducirlas a una y que todas esas propiedades antes dispersas, ahora estén en manos de un titular.
Aún reconociendo que estas explicaciones pueden ser solo parciales, Dancausa tiene claro que detrás de estas cifras no se esconden grandes fortunas que hayan aprovechado la época de rebajas para adquirir en la provincia viviendas, locales, garajes... «Eso, en todo caso, podrían ser casos puntuales. No puede ser que acumulen ese incremento».
Marcos, en cualquier caso, defiende las inversiones en vivienda como un «rendimiento seguro del 2% o el 3% y a veces del 8%. Si a alguien le toca un millón de euros en la lotería, le recomendaría que dedicara más de medio» a propiedades inmobiliarias. Y aquí, aclara que «dentro de los márgenes de la sensatez» y sin entrar en la especulación pura y dura.
Otra de las causas de este repunte de propietarios con más de 50 bienes se encuentra en que ahora se contabilizan más inmuebles de los que se contaban en 2006. En este sentido, Dancausa recuerda que la revisiones catastrales que se han hecho en los últimos años «han aflorado inmuebles» sobre los que antes no se tenía conocimiento. Un trabajo que han realizado algunas administraciones en apuros para ingresar más impuestos.