scorecardresearch

Una nueva luz para el Ritz

Agencias
-

El icónico y exclusivo hotel madrileño reabre sus puertas al más puro estilo Belle Époque de 1910 tras su reforma más importante

Una nueva luz para el Ritz - Foto: HOTEL RITZ

El icónico Hotel Ritz reabre de nuevo sus puestas con una renovada imagen, al más puro estilo Belle Époque de 1910 y del gusto de su fundador César Ritz, tras su reforma más importante.

Bajo el nombre de Mandarín Oriental Ritz y tras una inversión de 99 millones de euros, este hotel de cinco estrellas inicia una nueva etapa en la era postpandémica con las expectativas puestas en ser referente en el turismo de lujo y «seguir teniendo esa cercanía con la ciudad de Madrid y su gente», explica Greg Liddell, director general del establecimiento hotelero.

Por el Ritz han pasado desde miembros de la realeza, políticos, magnates y famosos desde su inauguración en 1910 en la plaza de la Lealtad, lugar donde se ubica en el denominado Triángulo de Oro del Arte por su cercanía a los museos más emblemáticos de la capital: el Museo del Prado, el Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza.

Nelson Mandela, Eva Perón, Ava Gardner, Frank Sinatra, Zsa Zsa Gabor, Yasser Arafat y Madonna son algunas de las personalidades que recorrieron los pasillos y habitaciones del lujoso hotel, del que también era asiduo Salvador Dalí.

Manteniendo su estilo arquitectónico modernista, el hotel ha recuperado la cúpula de cristal que ilumina los salones centrales y que fue cerrada hace 80 años.

Con una cara renovada pero manteniendo su personalidad, el nuevo Ritz seguirá siendo un emblema de la ciudad y seguirán «viajando juntos» como lo vienen haciendo desde hace más de un siglo, señala el director.

El céntrico hotel acogerá cinco espacios gastronómicos creados y dirigidos por el tres estrellas Michelin Quique Dacosta: tres restaurantes -Deessa; Palm Court, bajo la recuperada cúpula de cristal; y El Jardín del Ritz- y dos bares, Pictura y Champagne Bar.

El hotel abre con 153 habitaciones decoradas por los diseñadores franceses Gilles et Boissier, incluyendo 53 suites que contarán con cinco categorías, la más grande de 190 metros cuadrados del primer piso de una de las torretas del hotel, la Suite Real, con tarifas de hasta 14.350 euros por noche.