scorecardresearch

El corredor hacia Cantabria, el más letal en las carreteras

F.L.D.
-

Tres personas perecieron en las carreteras N-623 y N-627 en este 2021 que finaliza hoy con 12 víctimas mortales, cuatro menos que el pasado ejercicio. Es la segunda cifra de siniestralidad más baja de la historia

El corredor hacia Cantabria, el más letal en las carreteras - Foto: Alberto Rodrigo

Después de un 2020 extraño, con tres meses de encierro en el que las carreteras estuvieron prácticamente vacías pero que, sin embargo, la siniestralidad se disparó merced a una cierta relajación de los conductores, la Dirección General de Tráfico afrontaba este año con cierta inquietud. Se había detectado un incremento generalizado de las velocidades y las distracciones al volante, muchas veces a causa de los dispositivos electrónicos, amenazaban con incrementar los accidentes graves y mortales. El ejercicio se cierra hoy con 12 fallecidos, cuatro menos que el anterior y la segunda cifra más baja de la historia.

Las vías convencionales siguen siendo una trampa mortal. En 2021, los dos trazados utilizados para llegar a Cantabria, la N-623 y la N-627, se han convertido en los más letales con tres personas fallecidas y decenas de heridos graves. En este corredor pereció la primera persona el 26 de enero. Un ciudadano chino de 55 años perdió la vida cuando viajaba acompañado de una mujer en una furgoneta. A la altura del kilómetro 30 de la carretera que conecta Burgos con Aguilar de Campoo, en el término municipal de Montorio, un camión invadió el carril contrario y colisionó frontalmente contra el vehículo en el que viajaba J.C., al que los sanitarios desplazados no pudieron reanimar. 

  Apenas unos días después, el 5 de febrero, un trabajador de la Fundación Lesmes de 50 años, C.A.P.S., murió en la N-623, a la altura de Ubierna, cuando se dirigía a una empresa de seguridad para obtener certificados medioambientales. Era un día frío y la niebla estaba baja, pero en el momento en el que invadió ligeramente el carril contrario y colisionó frontalmente contra un camión, la visibilidad era total. Las investigaciones posteriores apuntaron a una imprudencia por distracción al volante.

(Más información en la edición impresa de hoy de Diario de Burgos)