La Selección se perfila en Burgos

G.G.U.
-

La ilustradora María Bravo es autora de los dibujos que han identificado a los jugadores de la selección española de baloncesto en el Mundial, así como del collage que se colgó ayer en Colón

María Bravo, feliz, con el collage que ha levantado el ánimo de la selección en el vestuario y que ahora la representa en todas partes. - Foto: Alberto Rodrigo

María Bravo confiesa estar «en las nubes» porque, reconoce, nunca imaginó que su trabajo fuera a alcanzar proyección mundial en cuestión de horas. Y lo ha conseguido, gracias a la selección española de baloncesto y a su contundente victoria en Pekín. «Ha sido una doble alegría», señala esta ilustradora burgalesa, responsable de inmortalizar los gestos más característicos de cada uno de los jugadores convocados para representar a España en China.
Hace poco más de dos meses que la Federación Española de Baloncesto le propuso el encargo con una foto de Sergio Llull celebrando una victoria. Bravo envió su dibujo y, a juzgar por el devenir de acontecimientos, esta imagen de prueba dio suerte a las dos partes. «La de Llull es la más especial porque fue la primera, aunque no sé si es la que más me gusta», reconoce Bravo, que a partir de ahí fue dibujando a cada uno de los convocados.
Dado el escaso margen de tiempo con el que trabajaban, la federación le enviaba una foto y ella la reproducía, respetando la idea del movimiento para transmitir energía, pero con su estilo personal. «Todo ha sido digital, porque íbamos muy justos de tiempo, pero es una técnica con la que me manejo bien y estoy cómoda», señala la joven, que añade un trabajo internacional a un currículo en el que ya atesora ilustraciones de libros, exposiciones o, también, algún trabajo para el San Pablo. «Me gusta el baloncesto y les he hecho cosas, aunque no los sigo al 100%», reconoce la burgalesa que, sin embargo, sí ha seguido a la selección hasta el final. «Es que ha sido muy emocionante, porque, en un principio no se apostaba por ellos», señala.
Los jugadores, con el collage de fondo.Los jugadores, con el collage de fondo. - Foto: Rodrigo JiménezBravo tiene la espinita de no haber podido compartir tiempo con las estrellas del momento para captar sus rasgos cara a cara, pero no puede ocultar el orgullo por saber que todos ellos tienen un cuadro enmarcado con su dibujo. «En la presentación oficial de la selección, la federación les regaló uno a cada uno», explicaba ayer la artista, que también inmortalizó sobre el papel al entrenador, Sergio Scariolo.
Pero su trabajo no concluyó aquí. La Federación le pidió que hiciera un mural con todos los dibujos para el vestuario de la plantilla;un collage de 7 metros que, a medida que el equipo subía peldaños, se iba replicando en otros espacios: desde las redes sociales hasta la plaza de Colón, donde ayer respaldó a un equipo aclamado por miles de aficionados. «Estoy feliz, nunca imaginé que mi trabajo fuera a alcanzar una proyección semejante», concluyó la también ilustradora del momento.