La vendimia alcanza cifras de récord con unos 600.000 kilos

Ó.C
-

Hacienda El Ternero, bodega incluida en la Denominación de Origen Rioja, superará las 500 toneladas y en Término de Miranda mantendrán la producción. Las dos destacan que esperan un año de calidad

La vendimia alcanza cifras de récord con unos 600.000 kilos

La situación geográfica de Miranda hace que las dos bodegas con las que cuenta la ciudad representen una gran variedad en cuanto al vino. En Término de Miranda la estrella es el chacolí y en Hacienda el Ternero se trabaja dentro de la denominación de origen Rioja. Entre las dos se esperan recoger unos 600.000 kilogramos de uva, con una mayoría importante para la bodega incluida en la DO, puesto que en este 2019 incrementará el número de kilos hasta los 550.000 kilos, lo que supondrá un nuevo récord en esta vendimia. Por parte de Término de Miranda se indica que la producción se mantendrá en el entorno de 50.000 kilogramos, gracias a sus quince hectáreas que se tienen plantadas.

Al margen de las cantidades, lo que sí que es común es que en esta añada se espera una buena calidad. Para verlo ya en la instalaciones, en Término se iniciará la recogida esta semana, puesto que se ha esperado para "coger el mayor grado posible", indica Javier López, "en una zona en la que se consigue menos uva que en Rioja o Ribera". Donde empezaron la vendimia la semana pasada fue en El Ternero y esta semana esperan terminar, con permiso de la lluvia que puede retocar los plazos marcados.

Lo que sí que tienen claro en este enclave mirandés, ubicado en medio de viñedos riojanos, es que tanto la recogida como la producción van a más. Uno de los factores para entenderlo está en los nuevos viñedos cuya uva se recogió el año pasado por primera vez. En este 2019 "el rendimiento y la calidad son mayores por el propio ciclo de la vid", revela la gerente de Hacienda El Ternero, Nerea García-Alcubilla. Además, como ha ocurrido también en los viñedos de Término, el año ha transcurrido sin grandes problemas meteorológicos por lo que "la uva que está entrando en bodega lo hace con unas cualidades sanitarias excepcionales", revela García-Alcubilla.

La gerente puntualiza que no todo lo que se recoge se embotella puesto algo se vende, a la espera de ir ampliando la producción. El año pasado se elaboraron 250.000 botellas y este año "haremos algo más", indica la responsable en la línea de crecimiento. Por parte de Término de Miranda se indica que terminarán con "unas 7.000 u 8.000 de verdejo y unas 15.000 de chacolí", puesto que "de un kilo sacamos medio litro", aclara López