scorecardresearch

'Las piedras cantan' al son de Fetén Fetén

ICAL
-

El ciclo está organizado por Fundación Santa María la Real, en colaboración con Fundación Banco Sabadell

'Las piedras cantan' al son de Fetén Fetén - Foto: ICAL

‘Las Piedras Cantan’ recaló este fin de semana en el Valle de Manzanedo, donde Fetén Fetén, el dúo formado por Jorge Arribas y Diego Galaz, hizo vibrar ayer domingo a más de 150 personas en el Monasterio de Rioseco con su particular lectura de la música tradicional y de baile. Bajo el título de ‘Son de Tradición’, en esta edición la Fundación Santa María la Real (en colaboración con Fundación Banco Sabadell) ha apostado por acercar la música tradicional a los pueblos.

Al término del recital, Diego Galaz subrayó que “tocar en un lugar con esa energía tan especial provoca algo diferente a hacerlo en otros lugares. Se vuelve a dar vida a un lugar único, ponerlo en valor llenándolo de cultura, aparte de la intrínseca que está ya en sus piedras; contextualizarlo en la época en la que vivimos y llevar propuestas que hagan que el patrimonio siga vivo. Y seguirá vivo mientras la gente se relacione con él”.

El decorado elegido para este primer concierto ha sido el Monasterio de Santa María de Rioseco. Otro de los viejos cenobios que, tras siglos de esplendor, sufrió la Desamortización de Mendizábal y un largo periodo de abandono y expolio que convirtieron en ruinas “lo que en otros tiempos fue uno de los monasterios más importantes de la provincia de Burgos”. 

“La elección del lugar no ha sido al azar. Con este concierto y la visita previa que han hecho los Amigos del Patrimonio, hemos querido apoyar el extraordinario trabajo que desarrolla el colectivo ‘Salvemos Rioseco’ y traer al mismo grupo que inauguró las primeras actividades culturales hace 11 años para lograr la recuperación del monasterio”, señala en un comunicado recogido por Ical la coordinadora del ciclo, Lucía Garrote, que recuerda que la historia de este viejo cenobio es muy similar a los orígenes de la propia Fundación Santa María la Real con la recuperación del monasterio premostratense de Aguilar de Campoo. 

Tras su paso por Rioseco, ‘Las Piedras Cantan’ continuará su recorrido por la región, con dos paradas más. El domingo 29 de agosto, a las 20 horas, la música se traslada al Monasterio de Palazuelos en Cabezón de Pisuerga (Valladolid), de la mano del grupo Mayalde, que lleva años dedicado “al rescate, divulgación y popularización de los ritmos musicales tradicionales”. 

El ciclo se cerrará el domingo 5 de septiembre en el emblemático Teatro Latorre de Toro, en Zamora. Allí, los integrantes de Lévid Cuarteto Folk acompañarán sus voces con zanfonas, guitarras, moraharpas, dulzainas y tamboriles, entre otros instrumentos; ofreciendo “un auténtico espectáculo para la vista y el oído”. Este concierto también será a las 20 horas.