Casado dice que el 95% del material lo ha comprado la Junta

SPC
-

Verónica Casado advierte de que un repunte de la epidemia sería "terrible" para el sistema sanitario

Verónica Casado.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, criticó hoy que sólo el 5 por ciento de los equipos de protección individual que se han repartidos en Castilla y León ha sido adquiridos por el Ministerio de Sanidad, a través del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), mientras que el resto ha sido material comprado directamente por la Junta de Castilla y León.

Además, mostró su rechazo frontal levantamiento del confinamiento y a la medida del Gobierno de permitir el trabajo en algunos sectores no esenciales, asegurando que se trata de una decisión tomada sin ninguna planificación.

“Un repunte de la epidemia sería terrible para el sistema sanitario”, aseguró Casado en declaraciones recogidas por Ical en la rueda de prensa ofrecida esta mañana para ofrecer los datos de la evolución del Covid-19, también anunció que esta semana llegarán a la Comunidad tres nuevos aviones cargados de equipos de protección, con lo que se completará la compra de este material realizada por la Junta. En total, la Consejería de Sanidad ha adquirido 18 millones de unidades, mientras que desde Ingesa se han recibido 720.000 unidades.

En este sentido, la consejera indicó que se ha reclamado al Ministerio de Sanidad una explicación sobre los criterios del reparto entre las diferentes comunidades, “ya que consideramos que, hasta la fecha, no nos ha llegado lo que nos correspondería.

Por otra parte, Casado insistió en el rechazo de la Junta al levantamiento del confinamiento no se trata de una cuestión de “colores políticos”, y argumentó que las comunidades más afectadas por la epidemia -Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha, y País Vasco- también comparten la misma opinión.

Por este motivo, la consejera hizo un llamamiento a la responsabilidad de las personas que hoy se han incorporado al trabajo y recalcó las recomendaciones para evitar contagios, especialmente en lo referente a mantener la distancia de seguridad de dos metros, el lavado de manos y en la utilización del transporte privado.

Desescalada

Por otra parte, Casado afirmó que Castilla y León está muy lejos de presentar las condiciones necesarias para poder iniciar una desescalada y volver a la normalidad. Así, recalcó con el actual nivel de ocupación de los hospitales y de las UCI esta posibilidad es impensable, y también se mostró contraria a la posibilidad de que los niños puedan salir a la calle acompañados por un adulto.

Además, la consejera indicó que la desescalada se deberá hacer con criterios médicos y geográficos, ya que la situación de la epidemia cambia considerablemente en función de la comunidad autónoma.

Por último, Casado aprovechó su comparecencia para condenar el asesinato machista conocido esta mañana en Valladolid y animó a las víctimas a denunciar a sus agresores.