Prevén iniciar la demolición de Artillería este mismo año

Á.M.
-

El proyecto se entregará en octubre y las ofertas hablan de tres meses de trabajo para borrar del mapa la antigua Santa Bárbara

Aspecto actual del interior de una de las naves - Foto: Valdivielso

¿Han visto esas películas en las que un cataclismo, una plaga o un virus artificial acaba con el 99% de la población? Pues la siguiente la podrían rodar en el antiguo acuartelamiento de Santa Bárbara. Eso sí, tendrían que darse prisa porque la empresa que ha adquirido el suelo ya está redactando el proyecto de demolición y su previsión es presentarlo «la primera semana de octubre» para iniciar los trabajos «antes de que termine el año». Tal y como confirman desde la propiedad, «las empresas con las que hemos contactado hablan de no menos de tres meses» para borrar el cuartel de Artillería del mapa de Burgos.

Las imágenes que ven junto a estas líneas dan fe del deterioro de las instalaciones en las que el Ejército ubicó en 1957 su Parque de Maestranza y Artillería, como rezó el mítico arco de acceso -ya desaparecido- desde la calle Santa Bárbara. Defensa se deshizo del suelo aceptando la oferta más alta por los 47.000 metros cuadrados que ocupó el acuartelamiento. Ingresó 13,1 millones de euros. Después vino la ‘negociación’ con el Ayuntamiento para aclarar cómo quiere el poder político que se desarrolle urbanísticamente ese suelo.

Al final, y a la luz de un Ayuntamiento fragmentado, se optó por pedir a la propiedad que haga exactamente lo que dice el Plan General: construir 337 viviendas, la mitad protegidas y la otra mitad libres. Sí habrá un parque mucho más grande de lo previsto, pero el resto es lo planificado desde hace casi 15 años (el famoso convenio Bono-Aparicio para la cesión del vial de Santa Bárbara). Ahora la empresa quiere hacer valer su inversión y por eso está urgiendo todos los procedimientos urbanísticos (el estudio de detalle ya está presentado) toda vez que hay acuerdo político en torno a la actuación más ‘ortodoxa’.

«Queremos empezar a tirarlo antes de final de año», reitera la propiedad a pie de un cuartel eviscerado desde que en el 2002 dejara de tener toda suerte de uso militar. Bueno, eso es relativo, porque son visibles las huellas de las maniobras realizadas en el interior por los cuerpos especiales. Eso, y el uso como almacén que se le dio para albergar las pertenencias de las familias a las que ETA quiso asesinar en la casa cuartel en 2009, es toda la vida que han tenido las instalaciones que fueron acuartelamiento, escuela de formación profesional y grupo de municionamiento.

RESIDUOS Y ÁRBOLES. En los últimos días se ha realizado una visita con técnicos municipales para analizar la posibilidad de conservar una de las imponentes naves, pero los expertos desaconsejaron esa posibilidad. Así pues, todo será derribado. A petición de los arquitectos que redactan el proyecto, los zócalos de granito algunas fachadas se reconvertirán en las jardineras de las zonas verdes y una parte del arbolado se podrá salvar y quedarse exactamente donde está.
En el ámbito de Santa Bárbara hay 160 árboles. Ninguno está protegido y la mayoría (130) son plátanos. No obstante, la promotora ha pedido un informe a la Fundación Oxígeno para buscar la fórmula más adecuada para compensar la pérdida de los ejemplares que no puedan ser salvados, ya que la posibilidad de sobrevivir a un trasplante apenas supera el 10%. «Queremos hacer inversiones en ese aspecto, pero estamos a la espera de conocer el informe de los expertos», resuelve la empresa.

(Artículo completo en la edición de hoy)