Un plan repleto de incógnitas

ROBERTO MENA
-

La Junta Directiva de la Federación aprobó ayer la propuesta que hizo pública el martes, que hoy será ratificada por la Comisión Delegada

Los jugadores del Burgos CF aplauden a la afición desplazada a Tajonar para ver el partido ante Osasuna Promesas. - Foto: Luis López Araico

La Federación ya tiene una hoja de ruta para cerrar la actual temporada. La propuesta que hizo pública el martes, la aprobó ayer su Junta Directiva y hoy debe llegar la ratificación de  la Comisión Delegada, que se prevé dé el problema.

La competición deberá encontrar una sede para que durante 2 semanas se disputen las eliminatorias -serían 14 encuentros- que determinarán los 4 equipos que ascienden a la división de plata del fútbol nacional.

Queda por determinar el escenario en la que se celebrarán los choques. Las Rozas (Madrid) y San Pedro del Pinatar (Murcia) parecen ser los que cuentan con mayor probabilidad de albergar esta fase de ascenso.

Toda la competición se disputará a partido único y no está previsto que haya ni prórroga, ni penaltis. Solo en el caso de los enfrentamientos de terceros contra terceros se debería acudir a los lanzamientos desde los 11 metros para dilucidar el ganador, ya que en el resto, en el caso de que haya empate, pasará el equipo mejor clasificado hasta la llegada del parón.

Protocolo (Sanidad determinará las medidas a tomar durante la competición) 

Al igual que ha ocurrido en el fútbol profesional, las autoridades sanitarias marcaron un protocolo para que la seguridad sea máxima durante la competición.
En principio, los gastos que supongan estas medidas deberán ser afrontados por los clubes, lo que supondrá un coste añadido. Si uno de los requisitos es que todos los futbolistas pasen los pertinentes test, la inversión para las equipos sería importante.

El plan B (Subirán los líderes de cada uno de los grupos de forma directa) 

Que se disputen los play off exprés depende que las autoridades sanitarias den el visto bueno y permitan la celebración de encuentros a puerta cerrada. Los planes son que esos partidos se disputen antes de que acabe el mes de junio y no es seguro que la situación sanitaria lo permita para esas fechas. En el caso de que haya que echar mano de una opción ‘B’, los mandatarios futbolísticos tienen previsto que sean los equipos que llegaron al parón en el primer puesto de la tabla clasificatoria los que logren el ascenso de categoría.

Para que esta segunda opción se pudiera llevar a cabo, el fútbol profesional debería haber podido concluir sus ligas, ya que si no hay descensos enSegunda División sería imposible que ascendieran 4 equipos de la tercera categoría del fútbol nacional.

Próxima campaña (100 equipos en cinco grupos divididos por proximidad geográfica):
De los 80 equipos que en estos momentos forman la Segunda División B, continuarán 76 -habrá 4 ascensos-. A esta cifra habrá que sumar los 4 equipos que desciendan de Segunda División y los 20 de Tercera, que saldrán de los 18 ascensos y «2 plazas adicionales». «En función del número de primeros clasificados que no hayan ascendido, la RFEF buscará el sistema para asignar las dos plazas adicionales», informa la Federación en su comunicado del martes.
La intención es que esos 100 conjuntos se dividan en 5 grupos de 20. Los dirigentes futbolísticos recomiendan que se organicen en 2  subgrupos de 10 equipos para de esta forma poder recortar las jornadas. La primera fase, que se disputaría a una  vuelta, determinaría las escuadras que lucharán por el ascenso y por evitar el descenso. En la segunda fase ya habrá doble vuelta y computarán los resultados de la primera.

Temporada 2021-2022 (Llegará una Segunda B 'PRO' de la que quedan por definir varios aspectos):

Está previsto que la siguiente temporada exista una categoría entre la Segunda y la Segunda B. La idea es que esté compuesta por 40 equipos y que tenga un grupo norte y otro sur.Es una iniciativa que se lleva madurando varios años y que parece haber tomado el impulso definitivo este curso.El Burgos CF es uno de los equipos que ha apoyado esta nueva división y que se muestra ilusionado con esta iniciativa.

Quedan muchos aspectos por conocer de esta nueva propuesta y será durante la próxima temporada cuando se vayan concretando la mayor parte de sus términos. El primero, qué equipos la conformarán. Una de las opciones es que los 8 primeros clasificados de cada grupo en la campaña 20-21 pasen directamente a formar parte de ella. También existe la posibilidad de que se haga un ranking de los equipos en los últimos años y que los que cuenten con mejores números tengan la oportunidad de dar el salto. Para equipos como el Burgos CF sería primordial  formar parte de ella, ya que permanecer en la actual Segunda División B supondrá perder una categoría.