scorecardresearch

Esta noche hay una fiesta

ALMUDENA SANZ
-

Fito, Rozalén, Depedro, Isaac y Nora, Coque Malla, David Ruiz (La M.O.D.A.) y Rita Payés, entre otros amigos, presentan 'Cantables II' con Fetén Fetén este domingo en Madrid

Esta noche hay una fiesta

Rozalén, al ritmo de Otro vals, proclama que la vida es una fiesta que no quiere terminar; si duele la cabeza, nos preocupamos mañana porque lo que más nos hiere es el tiempo que se va, y con el ánimo de hacer de la noche una gran fiesta, con un porrón de amigos y los quebraderos de cabeza aparcados, Fetén Fetén presenta su disco Cantables II este domingo en el Teatro Infanta Isabel de Madrid. Diego Galaz y Jorge Arribas saltarán al escenario acompañados por algunos de los 16 colegas que se han embarcado con ellos en esta aventura, una travesía que ha puesto letra a sus canciones en la voz de grandes artistas. 

Fetén Fetén, convertido en cuarteto con Pablo Martin Jones (percusión) y Miguel Rodrigáñez (contrabajo), vibrará con Fito, que cantará al amor y desamor a golpe de ranchera en Borranchera; Rozalén, que los sacará a la pista con Otro vals; Coque Malla y su No necesito; y Depedro, que se beberá hasta el agua del mar Para olvidarte. Se balanceará con Isaac y Nora, en Solamente tú; David Ruiz, cantante de La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.), en Diez horas de distancia; y Rita Payés, que danzará con su trombón en Destino navegante. Y se abrazará a Pasión Vega y Guada Álvarez, que no se asoman a este álbum, pero sí son cómplices en otras juergas. 

Junto al dúo burgalés y su millón de amigos, el engranaje de Cantables tiene una pieza esencial: Sebastián Schon. Sin él no existiría. El argentino se enamoró de su música, puso letra a alguna de sus canciones y escogió quien las entonara. Su primera parte fue un éxito. La segunda, también. Y estará en las tablas del teatro madrileño como un tercer Fetén. 

El conjunto confiesa que esta cita es un sueño. Porque encima del escenario celebrarán la música y la amistad. «Tengo muy claro que cuando alguien da el paso de perder un día para colaborar con otro grupo es porque no solo le apetece musicalmente, que también, sino que hay una amistad. El tesoro de Fetén ya no es solo musical, sino que hemos tejido una red de relaciones verdaderas, que se fraguan muy poco a poco», valora Galaz desde Atapuerca, donde se cuida muy mucho del persistente virus para que no chafe una noche que augura mágica, «súper especial», por la complejidad de conseguir reunir a este puñado de estrellas, más en tiempos de covid, y, además, colgar el cartel de entradas agotadas. «Somos un grupo de formato pequeñito y de andar por casa y esto nos abruma, pero también nos motiva y nos levanta el ánimo», expresa. 

Pese a la dificultad, no descartan repetirlo, «ojalá en Burgos», pero sabedores de que el del domingo será un momento único. «No creemos que haya que perpetuar los subidones. Nuestro trabajo es defender la música popular, sobre todo de nuestra tierra, tocar en los pueblos, en los sitios pequeñitos. Este tipo de alegría e intensidad hay que disfrutarlo en pequeñas dosis, si se convirtiera en algo habitual sería complicado de digerir», agrega la mitad de Fetén Fetén, que este año sí festejará su décimo aniversario, pospuesto en 2021 por la pandemia.