Cs se ofrece a liderar a la España que no mira al pasado

Ical
-
La candidata de Ciudadanos al Congreso por Valladolid, Soraya Mayo, y el candidato de Cs a la Presidencia de la Junta, Francisco Igea, atienden a los medios de comunicación en Tordesillas. - Foto: Eduardo Margareto (Ical)

La formación naranja insiste en la aplicación de una Ley de Mecenazgo para favorecer la conservación y promoción del patrimonio cultural de la Comunidad

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, erigió hoy a la formación naranja como el partido capaz de dirigir a la España “del futuro, de la modernidad, de la libertad y del progreso” y que es aquella que “no tiene tortícolis” cansada de mirar “hacia lo peor que hemos hecho en nuestro pasado”. Así lo dijo durante la visita que tanto Igea como la candidata de Cs a Congreso por la provincia de Valladolid, Soraya Mayo, hicieron hoy al mercadillo de Tordesillas (Valladolid).

“Ya está bien de tanta miseria, de tanto pasado, un poco más de progreso, de ilusión, de futuro, de Europa y un poco menos de mirar repetidamente a lo peor de nuestro pasado, que nunca debería repetirse”, incidió. Por ello, Igea advirtió que no se cuente con la formación morada “para mirar al pasado”, aunque sí se ofreció a “la gente que quiere hablar de futuro, de libertad, de progreso, de valores y de democracia”, recalcó.

Sobre la posibilidad de pactos electorales con PSOE o con el PP y Vox, Igea aclaró que no se mirará para atrás “ni con unos ni con otros” porque estimó que lo que necesita España es “progreso, futuro, modernidad y no ver el espectáculo que hemos visto en Valladolid estos dos últimos días”. Igea se preguntó “de qué España estamos hablando” cuando “hay gente que se dedica a asustar a niños, cofrades y gente que al día siguiente aprovecha para hablar del pasado y cantar ‘Soy el novio de la muerte’”, dijo. “Qué tiene de bueno eso, a qué España estamos mirando”, se preguntó Igea, quien estimó que todo eso es “lo peor de nuestro pasado de fuego, sangre, venganza y odio”.

Sin querer hablar “de bandos”, Igea aclaró que desde Ciudadanos se deja las puertas “cerradas a la intolerancia” porque el futuro de Castilla y León “no pasa por lo que estamos viviendo” sino por aquellos que apuestan “por la tolerancia, por un desarrollo en pez, pro el progreso, por la libertad, por que la gente pueda amar a quien quiera y una Castilla y León encarnada en los valores europeos”, reclamó.