Herrera ejemplifica en Protos la "pujanza" del vino

DB
-

El presidente de la Junta de Castilla y León inaugura el Centro de Alta Tecnología de la Elaboración de la bodegua en Anguix (Burgos)

Visita a las instalaciones, en la localidad de Anguix. - Foto: DB

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha ejemplificado este martes en la bodega Protos un ejemplo de la "pujanza" de los vinos de la Comunidad, tras una visita a su centro de alta tecnología de elaboración, situado en la localidad burgalesa de Anguix.

El presidente de la Junta ha insistido en que Protos representa con sus apuestas por la innovación y modernización un "magnífico ejemplo" de cómo es posible conjugar orígenes, tradición y la más alta tecnología.

A su llegada a las instalaciones burgalesas de la bodega, ha remarcado la importancia de la expansión de Protos que, en su nuevo centro tecnológico, ha incorporado nuevas tolvas de recepción vibrantes y una nave de oresteo que permite gestionar de forma independiente los parámetros de casi un centenar de depósitos.

Brindis en la inauguración.
Brindis en la inauguración. - Foto: Protos

Juan Vicente Herrera ha reconocido la trayectoria histórica de Protos, creada en 1927, y que cuenta en su haber con numerosos reconocimientos entre galardones a la calidad y una presencia consolidada en más de 100 países.

Herrera ha aprovechado la ocasión para destacar el "buen momento" que viven los vinos de Castilla y León y ha recordado que la Región posee catorce figuras de calidad que representan casi el 90 por ciento de la superficie total de viñedo.

El presidente del Gobierno autonómico ha explicado que uno de cada cuatro vinos de calidad que se venden en España son de Castilla y León, con una cuota del 26 por ciento en el mercado tradicional y mayor aún en Internet, donde alcanza el 39 por ciento.

El presidente de la Junta ha descubierto una plca.
El presidente de la Junta ha descubierto una plca. - Foto: Protos

El sector vitivinícola tiene una gran repercusión en el medio rural de Castilla y León con 19.000 empleos entre viticultores y personal de las bodegas y una facturación global de 1.000 millones de euros anuales.