scorecardresearch

Briviesca proyecta un centro para impulsar el románico

S.F.L.
-

El Ayuntamiento elabora un Plan de Turismo Sostenible -valorado en 1.658.000 euros- con el fin de dar a conocer los recursos, el patrimonio y las tradiciones de la ciudad y de los pueblos de la comarca

No se descarta ubicar un centro de interpretación en la casa de la calle mayor 38 de la ciudad. - Foto: S.F.L.

El incremento del turismo en Briviesca y en el resto de localidades de la Bureba ha provocado que el equipo de gobierno estudie y desarrolle las mejores fórmulas para dar a conocer sus 'bienes' más preciados y trabaja en la elaboración de un Plan de Turismo Sostenible destacando el románico de la zona. Con el fin de impulsar el patrimonio religioso desde un centro de interpretación, el Ayuntamiento ha presentado el proyecto -valorado en 1.658.000 euros- a la convocatoria extraordinaria de Planes de Sostenibilidad Turística en Destino, convocada por el Gobierno central.

Esta primera citación se centra en los Destinos Rurales con Identidad Turística de Castilla y León y está dotada con 42.200.000 euros. La propuesta presentada por el Consistorio briviescano se sustancia en 21 acciones dentro de los en cuatro ejes que el propio Ministerio de Industria, Comercio y Turismo define: la transición verde y ecológica, la eficiencia energética, la digitalización y la competitividad.  

Aún es pronto para adelantar la ubicación del futuro espacio pero  la concejala de Turismo, Alba Ezquerro, asegura que se instalará en la ciudad, ya que se trata del centro neurálgico del territorio. No obstante, el Ministerio lanzará en breve una subvención destinada a infraestructuras a la que pretenden presentar también el Plan. «La casa de la calle Mayor 38 sería muy buena opción para transformar el edificio en un centro de interpretación o museo en el caso de que recibamos ayuda económica aunque todavía no hay nada claro», explica.

Conscientes de que el turismo debe convertirse en un motor de desarrollo socioeconómico para la ciudad y la comarca, «éste ha de sumarse a la agricultura, la ganadería y la industria que actualmente son los pilares del progreso de Briviesca y alrededores», manifiesta Ezquerro.

La privilegiada situación al borde de la N-I y en el eje ferroviario Madrid-Irún, unido a sus activos turísticos de relevancia, hacen de la capital «el lugar perfecto para el desarrollo de un Plan de Turismo que estructure y planifique las acciones para los próximos tres años», aclara la edil. El equipo de gobierno aún trabaja en desarrollar un proyecto sostenible en todas sus vertientes: la social, la económica y la medioambiental, con el que impulsar la participación ordenada en el diseño de su estrategia. Asimismo, contempla la participación de la Bureba en su conjunto. También resultará innovador en sus planteamientos de promoción y gestión turística e inclusivo, facilitando las visitas al mayor número de personas, sean cuales sean sus limitaciones. Se pretende que la digitalización juegue un papel importante, tanto en la promoción como en su desarrollo, así como en la comunicación e interacción con el visitante.

Asumiendo su responsabilidad como capital de la Bureba, Briviesca contempla una acción turística que implique a todo el territorio incluyendo sus activos más importantes además del patrimonio de estilo románico. La bien trazada o el casco histórico de la ciudad, declarado Bien de Interés Cultural este año; el patrimonio religioso como el monasterio de Santa Clara, la colegiata de Santa María y la iglesia de San Martín; las distintas zonas ajardinadas significativas y poco conocidas fuera de la ciudad o el santuario de Santa Casilda, como lugar de peregrinaje y convivencia entre burebanos y visitantes, son lugares distinguidos dentro de la comarca.

Igualmente, con el Plan se pretenden divulgar las fiestas y tradiciones como La Tabera, la romería a Santa Casilda, la Feria de los Novios o el Día de la O; la Vía de Bayona, un importante ramal del Camino de Santiago que cruza Briviesca; la Semana Santa con sus 17 pasos; la gastronomía; el megalitismo y el turismo de congresos.