Detenido un madrileño de 71 años por vínculos con el yihadismo

Europa Press
-

El hombre, de origen iraquí, enviaba dinero a Siria para el regreso de terroristas a países del continente europeo como España, Bélgica o Francia. Las divisas procedían de simpatizantes que buscaban ayudar al DAESH

Detenido un madrileño de 71 años por vínculos con el yihadismo - Foto: Marta Jara

El detenido este miércoles en Madrid en una operación de la Policía Nacional es un iraquí de 71 años con nacionalidad española que está investigado por la Audiencia Nacional por haberse especializado en el envío de dinero a Siria para financiar el retorno a Europa de los terroristas de DAESH conocidos como foreign fighter, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista. 
Las pesquisas policiales sitúan al arrestado como un presunto miembro del aparato de financiación de la organización terrorista DAESH. En concreto, se le considera un especialista en remesas para financiar la vuelta de terroristas a países europeos como España, Francia o Bélgica. 
El dinero procedía de simpatizantes yihadistas que buscaban ayudar al DAESH por medio de una estructura de financiación con vinculaciones con multitud de países árabes, entre ellos Marruecos, Siria, Irak, Túnez o Líbano, pero también en países europeos como Suecia, Noruega, Francia, Bélgica, Turquía y Holanda. 
La operación de la Comisaría General de Información se ha desarrollado por orden del juez Santiago Pedraz y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Se han registrado dos viviendas que supuestamente utilizaba el arrestado para dar cobertura a la estructura de financiación, que tomaba medidas de seguridad para dificultar la detección policial.

 

Red de contactos

Los investigadores han constatado que el detenido tenía relación con una estructura establecida en Siria, existiendo a su vez conexión con miembros operativos de DAESH encargados de trazar el plan para que retornaran a Europa de forma inminente terroristas extranjeros que se encuentran en su mayoría en campamentos. 
La detención, en la que han colaborado Europol y la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania (BKA), coincide con la pérdida de control de DAESH en Siria y con la reciente operación de las fuerzas especiales de EEUU en la que murió el fundador y líder de DAESH, Abu Bakr al Bagdadi.
Los envíos de remesas se efectuaban a través de distintos canales de transacciones monetarias, aunque el habitual era la tradicional hawala, un sistema de transferencia de fondos informal que permite enviar dinero a cualquier parte del mundo al margen del sistema financiero con supervisión administrativa. 
Con el hawala, que ya ha sido objeto de diferentes operaciones policiales por financiación el yihadismo, se emplea una red de mediadores que cobran una comisión por servirse de sus negocios para transferir los fondos al país deseado. Un intermediario en el país de destino lo recibe y lo entrega al destinatario final, que se identifica con un código que reconoce a los participantes en la transacción. 
Como es habitual en este tipo de presuntos responsables del aparato de financiación, el detenido en Madrid adoptaba numerosas medidas de seguridad para tratar de ocultar tanto su identidad como su posible detección. Para ello, según las citadas fuentes, empleaba diferentes viviendas como lugar de residencia.