Antonio López llena de belleza floral Silos

I.P.
-
Antonio López llena de belleza floral Silos - Foto: Valdivielso

El monasterio acoge hasta octubre 22 obras del artista, en una exposición que se enmarca dentro de las actividades complementarias de 'Angeli'. Flores y cabezas pintadas de niñas ponen en valor la obra más sentimental de López

Silos huele a flores, tras aterrizar ayer en el monasterio benedictino una exposición de pintura y escultura del artista madrileño Antonio López, que inauguró  el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quien puso en valor la obra del pintor, al que destacó como un "nombre propio en la plástica mundial", al tiempo que señaló que la muestra de Silos es un "maravilloso reclamo” para que los visitantes se acerquen también a Lerma, sede de la XXIV edición exposición de la Fundación de Las Edades del Hombre. De hecho, esta exposición forma parte de las actividades paralelas organizadas por la Fundación Las Edades del Hombre y la Junta de Castilla y León con motivo de 'Angeli' para dinamizar la comarca del Arlanza. Silos es un primera parada, pero también hay previstas actividades, entre ellas un ciclo musical, en Covarrubias.

En sus elogios, Herrera añadió que "hay muchas cosas en común” entre el monasterio de Santo Domingo de Silos y la obra de López, y remarcó que en las obras del autor siempre se distingue una "búsqueda de la verdad” y de lo “profundo”, con un “equilibro” que desde hace siglo “aposta” la Abadía de Silos.

El monasterio acogerá hasta octubre 22 obras de López, en una exposición que combina escultura y puntura, y que se centra especialmente en dos temáticas, como son las flores y la infancia. Entre las obras que forman parte de la exposición, compuesta por lienzos, papel sobre tabla, esculturas de bronce, escayola, madera y resina, destacan la serie ‘Rosas de Ávila’, donde el artista reflexiona sobre el paso del tiempo y la decadencia. Además, el autor ha incluido en esta exposición las cabezas de grandes dimensiones ‘Carmen dormida’ y ‘Carmen despierta’, que están ubicadas en el exterior del monasterio y que son un claro ejemplo del estilo del autor.

Entre las 22 obras que componen esta muestra, se encuentran también tres obras de la mujer de Antonio López, María Moreno, cuyo trabajo el autor denominó como “angelical”. Asimismo, explicó que estas obras “refuerzan” su propio trabajo, que tiene que ver con “el sentimiento religioso” pese a no ser imágenes que retraten ningún tema divino.

Por otro lado, el autor indicó que para él poder exponer su obra en un lugar como el monasterio burgalés supone un “sueño maravilloso”, porque las obras de los artistas normalmente “no se ven” en esos espacios, y explicó que en todas las épocas del hombre, “lo mejor está incorporado a los espacios religiosos” donde se encontraban los dioses.

Asimismo explicó que fue el secretario general de la Fundación ‘Las Edades del Hombre’, Gonzalo Jiménez, quien le pidió que expusiese su obra en este lugar y que era un espacio pequeño por lo que la exposición tenía que se “íntima y con carácter”. En este sentido, el autor se definió a sí mismo como un “pintor figurativo”, que realiza obras tanto de la figura humana como de desnudos, ciudades, calles, etc. Por último remarcó que la idea de utilizar a los niños y las flores fue de Jiménez porque aportarían un toque “más angélico” que tuviera “relación con el espacio” donde iban a ser mostradas.

El acto de inauguración contó además con la presencia de la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac; el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez; el abad de Silos, Lorenzo Maté; el presidente de la Fundación Silos, Antonio Méndez Pozo; el secretario general de la Fundación Las Edades del Hombre, Gonzalo Jiménez;  el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente; el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos, Baudilio Fernández, que arroparon al autor de la muestra, Antonio López.

 

Cabezas de bebé   Valdivielso
Cabezas de bebé - Foto: Valdivielso