Los bares de San Juan y La Puebla exigen una solución

C.M.
-

Hay 24 locales de estas características y sus dueños proponen instalar los veladores a ambos lados dispuestos en zig zag e incluso colocar mesas y sillas más estrechas para garantizar el paso

Los dueños de los establecimientos recuerdan la tradición hostelera de ambas zonas. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La implantación de nuevas terrazas como medida para paliar la limitación de aforo en los locales de hostelería no será un camino fácil para el Ayuntamiento debido a la infinidad de casuísticas. Cada zona de la ciudad tiene sus problemas y urge una solución global para evitar agravios comparativos. 
Los hosteleros de la calles peatonales San Juan y La Puebla quieren hacer oír su voz para que se les permita la instalación de veladores, algo que se les tenía vetado salvo tres establecimientos en la zona ancha en la que confluyen ambas, un extremo que también mantenía la nueva Ordenanza de Terrazas. Ante la imposibilidad de que su clientes puedan entrar en el interior de los locales, algunos de ellos de ocio nocturno, reclaman al Ayuntamiento una solución para no ser diferentes a los demás. 
Marian Huertos, del Bosque Encantado e impulsora de la Asociación de Bares del Casco Histórico Burgos Sale, propone la posibilidad de instalar las terrazas en zig zag a ambos lados de la acera y vigilar más el tráfico rodado e incluso prohibirlo. «La idea era que los coches entraran a los hoteles por la calle Santander o desde la calle Vitoria (Ojeda) y que los vecinos salieran de sus garajes por el arco de San Juan», aseguró.
En este sentido, lamentó que a pesar de ser calles peatonales el tráfico rodado está presente a cualquier hora del día y no solo en el horario de carga y descarga. «Habría que solicitar el corte total de tráfico en determinadas horas».
En la actualidad hay 14 locales de hostelería en la calle San Juan y 10 en La Puebla, así como numerosos bajos comerciales. «La Puebla es una calle un poco más estrechas. Hay opciones para llegar a una solución, por ejemplo instalar mesas más estrechas o menos sillas o más pegadas a la pared».
Los hosteleros de estas dos calles recuerdan que siempre han sido de tradición hostelera y exigen que se les tenga en cuenta para poder salvar sus negocios. «San Juan es la única calle del centro en la que no se han hecho reformas. Nos tienen olvidados. Además, tiene un rebaje del suelo que diferencia la calzada de la acera y que muchos peatones se tropiezan».
El Ayuntamiento analizará las peticiones de nuevos veladores como consecuencia de la situación excepcional que se está viviendo y se concederán en base a criterios técnicos, tal y como señala el concejal de Licencias, Daniel Garabito. «Se analizarán las diferentes situaciones, igual no pueden poner terrazas pero sí mostradores en la calle lo que permitiría atender a clientes en la fase 2», señaló. 
El objetivo es que todas las peticiones de los hosteleros se concentren hasta el día 22 para proceder tomar una decisión. «Con la visión global de todas las peticiones se podrá establecer criterios generales», precisó el concejal.