scorecardresearch

Burgos exportó 980 millones en carne a 47 países en 5 años

G. ARCE
-

Es la primera provincia comercializadora de Castilla y León y la décima española en este mercado, que en el ejercicio 2020 movió más de 8.400 millones de euros en ventas al exterior

La actividad de Campofrío Frescos, principalmente vinculada al porcino, es la principal impulsora de las exportaciones de carne al exterior de la industria burgalesa. - Foto: Valdivielso

Como ha quedado claro, tras la enorme polémica desatada por las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, la producción y venta de carne es un tema muy sensible y estratégico para la economía española. Pero también lo es -y muy especialmente- para Burgos, porque estamos hablando del octavo capítulo más voluminoso del comercio exterior de la provincia, superando los 982 millones de euros de negocio durante el último lustro y las 434.000 toneladas de mercancías transportadas a los principales países del mundo. 

Burgos se ha posicionado como la primera exportadora de carne de Castilla y León y se sitúa en el décimo puesto dentro del resto de las provincias de España, según los balances de comercio exterior de la Cámara de Comercio e Industria. 

En el ejercicio 2020, el último con datos completos en la estadística, la exportaciones de carne españolas superaron los 8.436 millones de euros (3,3 millones de toneladas en conjunto), siendo Barcelona y Girona, con 1.895 y 1.890 millones de euros, respectivamente, las primeras vendedoras al exterior, seguidas de Zaragoza (942,6 millones), Huesca (686), Murcia (347,4), Málaga (296,8), Madrid (281,4), Lleida (202,5) y  Toledo (200 millones).

Burgos batió récord de exportación el año de la pandemia, con 197,7 millones de euros, un 13% por encima del año anterior y el registro más importante por su cuantía de los últimos ejercicios. Solo por encima de las ventas al exterior de carne se situaron -como viene siendo tradicional- las de los productos farmacéuticos (563,6 millones de euros), de caucho y sus manufacturas/neumáticos (269,3), de maquinaria (267,5) y de cosméticos (221,5).   
Dentro del capitulo aduanero de la carne se incluyen la carne fresca, refrigerada o congelada de bovino, porcino y caprino; los despojos comestibles frescos, refrigerados, congelados, en salmuera, secos o ahumados; y las harinas y polvo comestibles. 

A este respecto, el principal referente exportador de la provincia es la multinacional Campofrío, que tiene presencia en 40 países y sacrifica y procesa cada jornada en su planta de Villalonquéjar a 9.000 animales, lo que requiere de una amplia red de explotaciones ganaderas en el entorno para su abastecimiento, así como una tupida cadena de suministro y transporte que incluye instalaciones y trenes refrigerados.

Su principal mercado de proveedores, Castilla y León, suma 36.000 explotaciones ganaderas, la mayoría de carácter familiar y rural, que generan empleo directo a 70.000 personas. 

Según el censo ganadero de 2002 de la Consejería de Agricultura y Ganadería, en Burgos se crían 763.463 cabezas de ganado, de las que más de 500.000 son de porcino, la principal carne de exportación. En la provincia se sacrifican 1,9 millones de cerdos de cebo comercial cada año, cifra solo superada por Salamanca (2,4 millones de unidades) y que supone el 3,6% de los sacrificios llevados a cabo a nivel nacional (53,8 millones de cabezas). 

Mercados. Los principales destinos de la carne que se cría, sacrifica y procesada en la provincia y su entorno son China, que el pasado año compró por valor de 119,3 millones de euros, demanda vinculada a la crisis de peste porcina que ha vivido este mercado en los últimos años y que se superó el pasado ejercicio (cerrando sus fronteras a carne extranjera). 

Antes de desatarse esta crisis, el gigante asiático consumía el 37,8% de la carne que exportaba España, lo que en cifras absolutas son 3.132 millones de euros y 1.390 millones de toneladas comercializadas. Francia es el segundo cliente de Burgos, con 21,9 millones en 2020. Le siguen Portugal, 14,8; Japón, 13,1; y Alemania 7,3 millones. Estos son solo los principales importadores, pues los productos cárnicos burgaleses se comercializan en un total de 47 países en los diferentes formatos antes mencionados. 

Importaciones. El volumen de importaciones de carne nada tiene que ver con la actividad exportadora. En 2020 se firmaron operaciones por valor de 31,1 millones de euros, lejos de los 119,3 que se exportaron. Nuestro principal mercado en este sentido es Polonia que, con 17 millones, acapara la mitad de las importaciones. Le siguen Francia (4,3 millones), Alemania y Portugal (2,1 millones, respectivamente), Chile (1,6) y Bélgica y Países Bajos, por encima del millón de euros en las compras.