El comercio rural apuesta por la venta online

F.T.
-

Doce establecimientos participan en un programa de asesoramiento y formación 'a la carta', a través de Sodebur y la FEC, para mejorar su competitividad y acceder a las plataformas digitales

El comercio rural apuesta por la venta online - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Doce comercios rurales de diferentes zonas de la provincia, seleccionados por los técnicos de  la Sociedad para el Desarrollo de la Provincia de Burgos (Sodebur) y del Instituto de Estructuras Comerciales de la Federación de Comercio de Burgos, han participado en un programa de asesoramiento especializado y mejora empresarial,  con el fin de adaptarse a los nuevos hábitos de consumo, a través de la identificación de oportunidades de mejora y apoyo especializado en diferentes áreas de negocio, en especial en posicionamiento en redes sociales y venta online.
Este proyecto piloto, que nace con vocación de continuidad, según manifestó el presidente de Sodebur y vicepresidente de la Diputación, Lorenzo Rodríguez, ha permitido que comercios de Melgar, Villasana de Mena, Castrojeriz, Briviesca, Medina de Pomar, Pradoluengo y Regumiel de la Sierra incorporen a sus negocios nuevas estrategias para sobrevivir en un mundo en el que la venta por internet ha crecido de forma notable. 
Dos de las participantes en el programa, Isabel de Miguel, de Modas Maribel (Salas de los Infantes) y que tiene tres tiendas, y María Victoria Huidobro, de Frutas Huidobro (Medina de Pomar), también con tres establecimientos, destacaron la atención personalizada que han recibido para modernizar sus negocios y hacerse más visibles a través de las redes sociales y el entorno digital. Ambas reclamaron más apoyo de las administraciones y programas de formación.
El programa, que se ha desarrollado durante seis meses, según manifestó María José Sancho, del Instituto de Estructuras Comerciales, arrancó con la realización de un informe previo de cada uno de los doce comercios rurales en el que incluía un análisis sobre las principales debilidades del mismo y las oportunidades de mejora que podían aplicarse. El siguiente paso fue poner en marcha una serie de medidas de  formación y asesoramiento personalizado e impartidas por profesionales con una amplia trayectoria en diferentes ámbitos, como por ejemplo asesoría fiscal, laboral y jurídica; venta online, creación de empresas, marketing y comunicación, entre otras. (Más información en edición impresa)