Sánchez y Zapatero compartirán un acto de campaña en León

SPC
-

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno apelará al "sentido común" y alertará de las consecuencias de "retroceso" para España

Pedro Sánchez participa en un acto público con el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la campaña electoral de 2016. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, presentará mañana la campaña electoral que realizarán los socialistas ante la cita de las generales del 28 de abril, en la que contará con la presencia del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, con quien coincidirá en un acto en León.

Sánchez buscará en esta campaña, que oficialmente arrancará el 12 de abril, captar el voto de los ciudadanos que todavía no saben por qué partido se decantarán y lo hará apelando al “sentido común” y alertando de las consecuencias de “retroceso” para España que supondrá, a su juicio, la alianza de “las tres derechas”, en referencia alPartido Popular, Ciudadanos y Vox.

Fuentes del Comité Electoral trasladaron que Sánchez mantendrá una estrategia similar a la ya iniciada desde enero, antes incluso de que se anunciasen las elecciones, lanzando los mensajes sobre medidas, programa y lo que “no le han dejado hacer” durante su mandato. Enfrentándolo al resto de partidos “de las derechas” que están en una campaña en “negativo”, como dijo el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en rueda de prensa en Ferraz.

Además, las filas socialistas quieren “combatir” a toda costa una posible relajación de su electorado porque todas las encuestas les dan, por ahora, como primera fuerza, y harán apelaciones a la movilización de los que les han votado alguna vez, de los que tienen claro que les votarán y de los pueden votarles por “sentido común” ante la posible llegada de la “ultraderecha” al Ejecutivo.

Reconocen desde el equipo que dirige la campaña del PSOE la “preocupación” por el voto oculto que reflejan las encuestas y que, analizando varios parámetros, les hace temer que ese apoyo termine en Vox de manera que esta formación dé una mayor sorpresa de la esperada tras las elecciones andaluzas del 2-D.