Marañón quiere optimizar la capacidad del bulevar

DB
-
Un vehículo ejecuta un giro prohibido en el bulevar ferroviario - Foto: Valdivielso

El candidato 'naranja' a la Alcaldía afirma que pondrá en marcha el Plan de Movilidad Urbana Sostenible y revisará la forma de reparto en las calles peatonales más estrechas

Vicente Marañón, candidato de Cs a la Alcaldía de Burgos, entiende que el Plan Urbano de Movilidad Sostenible (PMUS) es una herramienta “fundamental” para la vertebración de la ciudad y que "las luchas e intereses del bipartidismo han impedido sacar adelante".

“Para tener una ciudad abierta es imprescindible una convivencia satisfactoria entre peatones, bicicletas, vehículos eléctricos… Vamos a trabajar para que el PMUS se apruebe con rapidez y comience a funcionar con la mayor celeridad posible”, explica en una nota de prensa remitida a los medios.

El número 1 de la lista de la formación naranja asegura que Cs hará un estudio completo para “detectar carencias” y adaptar el Plan a los nuevos usos urbanísticos. Igualmente, plantea la implantación de zonas de aparcamiento exclusivamente destinadas a motocicletas y ciclomotores para evitar la invasión de las aceras, "lo que provoca incomodidad y riesgos de accidentes a viandantes y personas con movilidad reducida"; además de un plan de micrologística urbana para el reparto de mercancías ante las múltiples "quejas e incomodidades que generan tanto en el sector como entre los vecinos de los barrios, especialmente el Casco Antiguo, donde hay zonas muy estrechas y peatonales”.

En la movilidad urbana tiene una importancia “capital” el Bulevar Ferroviario, en el que Cs igualmente desea hacer una completa revisión “de sus funcionalidades y usos. "No tiene sentido que una arteria que pretende vertebrar la circulación en toda la ciudad no permita el giro a la izquierda. Vamos a construir zonas de adentramiento y un carril izquierdo de espera para que sea posible; y vamos a abrir el carril bus al uso de los vehículos, siempre con prioridad para los autobuses y adaptándola a la frecuencia de las líneas regulares”, reivindica Marañón. Igualmente, para un “mayor uso de la vía, se ampliará el Bulevar Ferroviario a dos carriles por sentido a partir de la intersección con la calle Gumiel de Izán hasta su conexión con la N-120 en la glorieta del Campus de San Amaro; y se prolongará de forma paralela a la calle Arles, para poder conectarlo directamente a la N-120 sin necesidad de atravesar la zona universitaria".