Suenan las alarmas en Brasil

Agencias
-

El país caribeño registra más de 600 fallecidos en un solo día, una cifra récord que lo perfila como el próximo epicentro de la pandemia

Suenan las alarmas en Brasil - Foto: Raimundo Pacco

Con 615 fallecidos en las últimas 24 horas, el mayor número registrado hasta ahora en una sola jornada en Brasil, todo apunta a que la nación caribeña podría convertirse en el próximo epicentro mundial de la pandemia provocada por el coronavirus. 
En el nuevo parte publicado, las autoridades sanitarias detallaron que en el último día se confirmaron 10.503 nuevos casos, que también representa la mayor escalada, lo que hace un global de 125.281 contagios, y un total de 8.536 muertes en el país, el más afectado de todo el continente.
El ministro de Salud, Nelson Teich, admitió que, frente a esa situación, su despacho entiende la «necesidad» de que en algunas ciudades sea necesario aplicar medidas de confinamiento total, como ya ha sucedido en cuatro municipios del estado de Maranhao (noreste). «Todavía tenemos una curva ascendente», señaló Teich al expresar su apoyo a una medida extrema que rechaza abiertamente el presidente Jair Bolsonaro, quien ha censurado todo tipo de reclusión y defiende una vuelta inmediata «al trabajo» para reducir el impacto económico del coronavirus.
El confinamiento también será adoptado en los próximos días en Belem, capital del estado amazónico de Pará, y en algunos barrios de Salvador, en Bahía, también en el noreste, una de las regiones en las que más ha avanzado la pandemia en este país de 210 millones de habitantes. Asimismo, se estudia aplicar medidas rigurosas para restringir aún más la circulación de personas en ciudades del estado de Pernambuco, también en el noreste, y en Río de Janeiro, que está al borde de un colapso hospitalario.
Según Teich, dada la vasta extensión del territorio brasileño, las pautas de prevención deberán ser establecidas de acuerdo a la incidencia que la crisis sanitaria tenga en cada región, pues hay grandes diferencias entre cada uno de los 27 estados del país. 
 

 

Positivos en el gobierno

El portavoz de la Presidencia de Brasil, el general Otávio Rego Barros, dio positivo por COVID-19, según confirmó ayer su gabinete, que se encuentra en buen estado y en aislamiento domiciliario. En cuanto al portavoz de Bolsonaro, Barros es una de las 23 personas que formaba parte de la delegación presidencial que viajó en marzo a EEUU y que contrajo la enfermedad. 
Ante el gran número de contagios de personas próximas a él, Bolsonaro se hizo las pruebas en dos ocasiones. Ambas dieron negativas, pero nunca hizo públicos los resultados, lo que motivó en un primer momento una petición para mostrarlos ante la Justicia por parte de un medio brasileño, rechazada finalmente, y otra procedente del Congreso de los Diputados.