El Presupuesto peligra por la reclamación de dos sindicatos

Ó.C
-
El Presupuesto peligra por la reclamación de dos sindicatos - Foto: Miguel Á?ngel Valdivielso

Las quejas se centran en la Plantilla de Personal, un anexo de las cuentas que fija la partida económica para el total de empleados. CSIF y CCOO denuncian que no se ajusta a la realidad

La propuesta de Presupuesto municipal para 2019 se presentó en el Pleno el 22 de marzo y se sacó adelante con los votos a favor de los concejales socialistas y el respaldo de Miranda Puede. Un paso salvado por el equipo de gobierno. Consiguió la aprobación inicial, aunque habrá que ver si las cuentas públicas finalmente salen adelante, tras la reclamación presentada por los sindicatos CSIF y CCOO. Ambos han formulado alegaciones a un informe anexo de las cuentas, el que se refiere a la Plantilla de Personal, que se tiene que aprobar de manera conjunta. En el documento se cuantifica, a efectos de gasto, el número de puestos municipales y guarda relación con la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), en la que se fija la plantilla teórica y se establece su estructura administrativa.
En este sentido, fuentes del sindicato CSIF reconocen que la medida «no es la normal», pero entienden que desde el equipo de gobierno se ha tomado una actitud pasiva en la legislatura que ha provocado «una política de personal nefasta». El equipo de gobierno mantiene por ahora una postura de cautela y esperará a los informes «de Personal, Intervención y Secretaría». Una vez se tengan sobre la mesa se podrá considerar si «es una reclamación al presupuesto», se apunta. Un extremo que en CSIF se da por hecho, por lo que las alegaciones irían de nuevo «a Pleno porque es el órgano en el que se han aprobado los presupuestos y por lo tanto es el que ahora se tiene que posicionar».
Por este motivo, la reclamación o la desestimación tiene que ser respaldada o rechazada por el Pleno, donde el equipo de gobierno tendría que volver a contar con el apoyo de la concejala de Miranda Puede si quiere conservar los Presupuestos. Si no se consigue, «habría que sentarse de nuevo a negociar», destacan. En caso de llegar a ese punto, en CSIF se entiende que para alcanzar un acuerdo, se tiene que establecer un «calendario de actuaciones» para que el Ayuntamiento reforme su estructura y resuelva los problemas de personal, incluyendo los de la RPT, que para CSIF está obsoleta con puestos que ahora no son necesarios, o al menos, con las funciones que se les atribuyen. 
Por todo esto, desde el sindicato se advierte que esta reclamación es una llamada de atención a los políticos y entienden que lo que se pide «no es tan difícil de cumplir».A su juicio, la modificación que ahora se pide «es una cuestión de voluntad política».


INCUMPLIMIENTOS.

Desde CSIF se indica que la necesidad de cambios es palpable porque «la plantilla está cansada». Incluso se detalla que varios empleados «han ido al contencioso y el juez ha reconocido que hacen funciones de superior categoría». En cuanto a las reclamaciones, los dos sindicatos apuntan ocho incumplimientos en la Plantilla de Personal. El primero es que no recogen todas las plazas existentes en el Ayuntamiento, sobre todo en los profesionales técnicos de Servicios Sociales.
El segundo es que «se confunden plazas con puestos» lo que conlleva que «funciones atribuidas a los puestos en la RPT no tienen su reflejo en la Plantilla». Esto supone una contradicción que lleva a «un enriquecimiento injusto de la administración», porque hay tareas que se hacen con trabajadores con una categoría inferior a la necesaria.
Junto a estas dos reclamaciones hay otras como la homologación del servicio contra incendios y la policía; que no se refleja la realidad de los servicios; la falta de estudio de las propuestas de la Junta de Personal; que se reflejan plazas que se ocupan por personal laboral, que ejerce funciones reservadas a funcionarios; la omisión en la Plantilla de Personal de los dos cambios de categoría reflejados por sentencias judiciales; y por último la gran tasa de temporalidad.