La creación de empresas, a un ritmo «más modesto» que España

SCP
-

Un informe de Unicaja Banco arroja un alza del 0,6% en el número de firmas de la región, aunque revela que lo hace con «músculo» ante situaciones desfavorables

La creación de empresas, a un ritmo «más modesto» que España

Castilla y León registra un crecimiento «sostenido» del número de empresas afincadas en la Comunidad, con un repunte del 0,2 por ciento en 2018 y 0,6 en 2019, aunque lo hace a un ritmo «más modesto» que la media del país. Concretamente, la creación de firmas en la región avanzó doce y cuatro veces menos que España –1,5 por ciento en 2018 y el dos el año pasado–. Así se desprende del informe ‘Análisis Económico-Financiero de la Empresa de Castilla y León 2019’ auspiciado por Unicaja Banco y realizado por Analistas Económicos de Andalucía, que recoge la información disponible de la empresa de Castilla y León desde tres grandes perspectivas: la evolución y estructura de la demografía empresarial; el comportamiento económico-financiero de las mismas, y el análisis de las empresas de referencia o excelencia de la región a partir de una serie de requisitos.
El coordinador del informe, José Antonio Muñoz, explicó que los datos de la demografía empresarial de Castilla y León de los dos últimos años demuestran que «crece, y lo viene haciendo de manera sostenida desde 2014, pero a un ritmo más modesto que el promedio nacional». En cuanto a las causas, y aunque «en el informe no se entra en un diagnóstico de esta cuestión», Muñoz señaló que «sí se observa que la empresa de Castilla y León venía creciendo en nivel de ventas por encima de España en los años anteriores y ahora también lo hace un poquito por debajo», lo que explica que “»la propia estructura empresarial de la región, por su marcado componente internacional, va adelantada al ciclo español» al ser «más parecida a la de otras economías europeas más industrializadas».
 No obstante, los datos de la dinámica demográfica empresarial también arrojan un crecimiento «a mayor ritmo» de las empresas de más de 10 trabajadores de Castilla y León, puesto que las de 10 a 49 empleados aumentaron un 4,4%, las de 50 a 200 crecieron un 2,8%, y las de más de 200 trabajadores subieron un 2,5%, informa Ical.
El 70% registra beneficios

Desde el punto de vista financiero, José Antonio Muñoz destacó el «buen comportamiento» del conjunto de la empresa regionales «tanto en 2017 como en el avance realizado para 2018», puesto que «las ventas se incrementaron en un 6,3% en 2017 y se espera que hayan crecido en torno al 4,1% en 2018». 
Además, el 68,4% de las sociedades radicadas en Castilla y León registraron beneficios en 2017, «lo que supone un avance muy importante respecto a los niveles de la crisis, en que la ratio se situaba en una de cada dos empresas». 
Fuerza empresarial.

El informe muestra que la región es atractiva para las empresas «por los resultados globales que se observan », puesto que «hay firmas con un gran potencial, con una gran capacidad exportadora, y algunas tienen un efecto tractor sobre otras empresas o industrias auxiliares». Además, los datos sugieren que, aunque todas las sociedades «sufren con una desaceleración económica», las de Castilla y León cuentan con «un músculo para poder soportar en un futuro situaciones menos favorables», gracias a su «mayor crecimiento en ventas y, en muchos años, también en beneficios, que la empresa nacional», concluyó Muñoz. Sí apuntó, no obstante, que «hay diferencias territoriales que son significativas» en Castilla y León, puesto que «donde hay una mayor concentración industrial, se cuenta con una ventaja respecto a otras zonas que no tienen esa fortuna de contar con grandes líderes del sector industrial».