scorecardresearch

El Consorcio de Villalonquéjar entierra la opción de Bogaris

J.M.
-

El operador sevillano anunció a bombo y platillo que abriría las puertas de la gran superficie a comienzos de 2019 y realizaría una inversión que superaría los 30 millones de euros, pero el parque comercial sigue sin ver la luz en Villalonquéjar IV

La parcela, de unos 73.000 metros cuadrados, no se comercializará porque está reservada al Grupo Leal. - Foto: Alberto Rodrigo

Tras numerosas prórrogas, el Consorcio de Villalonquéjar ha dado ya por perdida cualquier posibilidad de que el operador sevillano Bogaris vaya a hacer efectiva la compra de los terrenos para implantar en el polígono una nueva gran superficie.

La concejala del PP, Carolina Blasco, relata que así se comentó en la reunión del ente, donde se informó de que realmente el terreno, unos 73.000 metros cuadrados, no se comercializarán ya que la reserva del suelo está hecha al Grupo Leal. 

En este caso, según apuntó la edil del PP, parece que el Consorcio tendría que devolver el millón de euros que se anticipó en su día, por lo que todo indica que de ahí viene el hecho de que no se den movimientos para poner de nuevo el suelo en el mercado. Eso, y que no se conoce la existencia de ningún inversor interesado.

Este periódico ya avanzó en octubre que la promotora sevillana Bogaris tenía la intención de solicitar al Consorcio de Villalonquéjar una cuarta prórroga para hacer frente a las obligaciones de pago que le permitirían sacar adelante el parque comercial.

Lo cierto es que la inversión se ha ido retrasando, enfrascada en conversaciones con los operadores que deberían instalarse allí. Pero ni esas negociaciones han ido como se esperaban ni la pandemia ha servido precisamente para dar el empujón que se lleva esperando desde hace años.

Lo cierto es que Bogaris anunció a bombo y platillo que abriría las puertas de la gran superficie a comienzos de 2019 y que se realizaría una inversión que superaría los 30 millones de euros. Se hablaba de que podrían ubicarse allí firmas como Leroy Merlín y Media Markt, pero nada se ha sabido más allá de un interés inicial.

Sin las grandes locomotoras tirando del proyecto, el resto de la iniciativa empresarial se fue desvaneciendo. El año 2021 no parece el mejor para su reactivación.