Casado y Rivera hacen un guiño a Rodríguez y buscan su apoyo

SPC
-

Los dirigentes socialistas cierran filas y critican con dureza la abrupta marcha de la diputada vallisoletana, que «promueve el transfuguismo» según Ábalos

Soraya Rodríguez, acompañada por el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el alcalde vallisoletano, Óscar Puente - Foto: Ical

La abrupta marcha del Partido Socialista de la diputada vallisoletana Soraya Rodríguez ha provocado un terremoto político en el que todos intentan sacar provecho. Los dirigentes socialistas de todos los sectores han cerrado filas y se han unido en las críticas a este portazo de Rodríguez en un momento clave, a menos de dos meses de las elecciones generales. Mientras, tanto, Ciudadanos y Partido Popular pretenden pescar en río revuelto y hacen un guiño a la vallisoletana para buscar su apoyo y con ella el de los descontentos del PSOE.
La que fuera secretaria de Estado de Cooperación bajo un Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero estaría sopesando una oferta de Ciudadanos para formar parte de su lista europea. «No puedo descartar nada» porque «estamos incorporando talento a este equipo», declaró Albert Rivera en una entrevista en Antena 3, aunque rechazó confirmar la oferta. Aunque declinó hablar de «fichajes», el presidente de Ciudadanos elogió a Soraya Rodríguez, describiéndola como una política «capaz y moderada que inequívocamente ha defendido la Constitución» y que ha dejado el PSOE por sus discrepancias con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por su relación con los partidos independentistas.
También Pablo Casado hizo un guiño a la vallisoletana y pidió a los socialistas «descontentos con Sánchez que apoyen al PP en las próximas elecciones como ya ocurrió en los comicios de 2000 y 2011, en las que José María Aznar y Mariano Rajoy respectivamente lograron mayoría absoluta».
«Los votantes socialistas descontentos con Sánchez porque creen que está en manos de los independentistas como es el caso de Soraya Rodríguez y que quieren un socialismo histórico y patriótico, tienen una única alternativa posible que es el Partido Popular», declaró Casado en una entrevista en la Cope, recogida por Europa Press. 
Por el contrario, sus excompañeros de partido fueron duros con ella y el propio secretario de Organización, José Luis Ábalos, consideró que su comportamiento es «promover el transfuguismo», a la vez que lamentó que la «nueva política esté practicando lo peor de la vieja política», en relación a la posible oferta de Ciudadanos.
 También la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, criticó la marcha de Rodríguez y, tras afirmar que «los socialistas nunca abandonan el PSOE», aseguró que «como diría Oscar Wilde: solo un tonto no juzgaría por las apariencias».
Por su parte, la diputada manifestó que, tras abandonar el PSOE, pensará sobre su futuro y recalca que no ha tomado ninguna otra decisión, además de negar que haya recibido ninguna propuesta formal.
«El miércoles tomé una decisión y no he tomado ninguna más, sí que voy a pensar sobre mi futuro», recalcó en una entrevista en Antena 3, tras ser preguntada sobre si recibió alguna propuesta para entrar en la lista de Ciudadanos para las elecciones europeas.

Posibilidades

No obstante, preguntada por si aceptaría ir con Ciudadanos o con el PP a unos próximos comicios, Rodríguez sólo negó con rotundidad la posibilidad del PP, y apuntó que la decisión de dejar el PSOE ha sido «una decisión meditada y fruto de un proceso de dos largos años en los que ha habido profundos cambios en el partido, con procesos internos importantes, y decisiones trascendentales».
Repreguntada por si una oferta en firme de Ciudadanos, ha señalado que no tiene ninguna propuesta, aunque ha matizado que está «indudablemente lo que sale en toda la prensa». «No he tomado la decisión, no sé qué hacer con mi futuro, vuelvo a mi vida privada, a mi profesión», comentó, para luego matizar que «merece la pena dar un paso hacia adelante» máxime tras el acto de Vox en el Europarlamento.
En este sentido, comentó que «agrandar los extremos hace polarizar el centro».