4 campistas de Trespaderne estudian demandar al Consorcio

A.C.
-
4 campistas de Trespaderne estudian demandar al Consorcio

El Consorcio de Seguros ha desembolsado 1,3 millones para compensar los 92 siniestros de la localidad, 83 de ellos en el cámping, pero en algunos casos prevalece el desacuerdo

Nunca llueve a gusto de todos y eso es lo que pasó el pasado 24 de enero en la comarca, donde las riadas se llevaron por delante las propiedades de 399 familias y empresas, que han declarado sus siniestros al Consorcio de Compensación de Seguros, y es lo que sigue sucediendo con algunos de ellos que están dispuestos a pelear por las valoraciones de sus daños y las indemnizaciones que les ha abonado el Consorcio. En Trespaderne, el municipio donde este organismo público del Ministerio de Economía ha desembolsado la mayor cantidad de la provincia, 1,3 millones de euros, se declararon 93 siniestros, 82 de propietarios de módulos en el cámping de la localidad. A pesar de ello cuatro campistas estudian acciones legales contra el Consorcio (no contra el Ayuntamiento de Trespaderne como por error se indica en el titular de la edición impresa) ante su desacuerdo con las cantidades económicas que han percibido tras el peritaje de sus propiedades.

Varios de los que vieron como el agua entraba en el interior de los módulos han recibido indemnizaciones con las que han decidido adquirir otros nuevos en vez de reparar los antiguos. Pero en algunos casos prevalece el desacuerdo, al considerar que la valoración de sus módulos realizada por el consorcio está por debajo del coste en que tenían asegurado el continente en sus pólizas. En otros casos, el desacuerdo viene dado porque el agua rozó o empapó por debajo la base de sus módulos levantados entre 50 y 55 centímetros del suelo, y reclaman que se les cambie por completo esta parte de los mismos. Es lo que le sucede a Carlos Javier Gallardo, quien ha recibido 2.500 euros del Consorcio y reclama un total de 16.072. Gallardo teme que las humedades que sufre el suelo de madera del módulo le acaben afectando en el futuro, como a algunos campistas que les ha levantado la moqueta o cobertura o les impide abrir bien las puertas, al haberse hinchado la madera.

Desde el Consorcio de Compensación de Seguros afirman que se han «aplicado criterios flexibles para el pago de las indemnizaciones» en el cámping de Trespaderne. Incluso aseguran que se han hecho «interpretaciones en favor de los asegurados en aquellos asuntos que ofrecían dudas razonables», como el hecho de extender las indemnizaciones al pago del contenido de construcciones anejas y porches, aunque en las pólizas indicaba que solo estaba asegurado lo que estuviera dentro del propio módulo.

En todo caso, para quienes mantienen este desacuerdo existe un sistema de peritación contradictoria y un Servicio de Atención al Asegurado al que dirigir las discrepancias. En estos trámites preliminares a una demanda judicial se encuentran los cuatro campistas de Trespaderne, quienes van a cotejar sus peritaciones de parte con las del consorcio en busca de un último acuerdo. Desde el Consorcio también destacan que «en 2018 no llegó a cien» el número de quejas que llegaron al Servicio de Atención al Asegurado frente a decenas de miles de siniestros.
estadísticas. En el conjunto de la provincia, el Consorcio de Compensación de Seguros terminó recibiendo 612 solicitudes de indemnizaciones, de las que 213 le llegaron de Miranda de Ebro; 190, de Villarcayo; 92, de Trespaderne; 36, de Medina de Pomar; 22, del Valle de Tobalina; 16, de Frías; 14, de la Merindad de Valdeporres; y 27 de otros once municipios. De ellas, ya se han gestionado 542, el 88,6%, y se han abonado un total de 3,1 millones de euros, que se reparten entre los 1,3 millones de Trespaderne; 568.000 euros en Miranda de Ebro; 512.000 en Villarcayo; 256.000, en el Valle de Tobalina; 127.000, en Frías; 124.000, en Medina de Pomar; 33.600, en Valdeporres; y 153.000 repartidos entre los once municipios restantes.