Familia registra en abril 85 altas en la renta garantizada

SPC
-

El ingreso mínimo llega a 22.000 beneficiarios de 9.300 familias, tras la incorporación de 623 perceptores desde febrero

Voluntarios de Cruz Roja reparten comida en Valladolid. - Foto: Ical

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha registrado en el mes de abril en Castilla y León, con motivo del estado de alarma por la crisis sanitaria del Covid-19, un total de 85 nuevas altas, 55 reanudaciones y 77 cambios de cuantía de Renta Garantizada de Ciudadanía. De esta manera,  un total de 9.300 familias de la Comunidad cobraron el mes pasado este Ingreso Mínimo Vital, lo que supone llegar a 22.000 beneficiarios, después de los 623 más que se ha incorporado al sistema con respecto a febrero, que recibirán en su conjunto 4,8 millones de euros en concepto de nómina mensual, como informa Ical.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, reseñó estos datos en una comparecencia a petición propia ante la Comisión de su área de las Cortes de Castilla y León para informar sobre la situación en la Comunidad por la pandemia de la Covid-19. Tras el minuto de silencio por los fallecidos por la enfermedad antes del inicio de la sesión, valoró el compromiso de la Junta con las familias y las personas más vulnerables que han visto en las últimas semanas cómo, en muchos casos, se agravaba su situación económica, activando para ello la Red de protección a las familias, e incrementando los recursos y facilitando los trámites y procesos para hacer frente a sus necesidades.  

Entre esos esfuerzos, destacó el cobro las prestaciones a los ciudadanos, entre las que destacan la Renta Garantizada, sobre todo gracias a la habilitación telemática vía email -desde el 19 de marzo- para poder presentar solicitudes, pedir información o realizar modificaciones. Blanco precisó que, así, se garantizó de forma más ágil el acceso a esta ayuda. En este tiempo, la Junta ha recibido un millar de demandas.

Además, la consejera señaló, según recogió la Agencia Ical, que el 15 de abril se publicó la resolución que facilitaba el abono de prestaciones ya reconocidas, la reanudación de las prestaciones suspendidas y las modificaciones de cuantía, especialmente aquellas vinculadas al aumento de la prestación. Isabel Blanco recordó que la cuantía mínima de la Renta Garantizada en la Comunidad es del 430,27 euros, aunque varía en función de la situación de cada familia como por ejemplo el número de hijos. También, precisó que este ingreso mínimo siempre está vinculado a la búsqueda activa de empleo.  

En cuanto al reparto por provincias del total de 9.293 familias de la Renta Garantizada, León (2.963) y Valladolid (2.234) a la cabeza. Les siguen Salamanca (1.328), Palencia (711), Ávila (607) y Zamora (589). Cerraron el listado de unidades beneficiarias Burgos (440), Segovia (271) y Soria (150).

La consejera aprovechó su comparecencia en el Parlamento autonómico para recordar la petición de la Junta al ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, para que el  nuevo ingreso mínimo que prevé el Gobierno central sea gestionado y tramitado por el Estado para no cargarlo en las corporaciones locales. Una renta que, según los cálculos de Blanco, beneficiaría a unas 50.000 familias en Castilla y León, del total de un millón en todo el país. "Dije al ministro que esta nueva renta podía entrar en colisión con la autonómica que, por ley, debe ser subsidiaria del ingreso vital del Estado, por tanto la última, e indefinida", manifestó.