Efrén Llarena, el campeón olvidado

ANA ISABEL ANGULO
-

Espinosa de los Monteros se rinde al flamante campeón de Europa junior de rallies, que carece del apoyo económico de la Junta de Castilla y León

Efrén Llarena, el campeón olvidado

Sufrió para coronarse campeón de Europa. Fue a tope en todas las pruebas y en la última se la jugó. Arriesgó desde el primer kilómetro en la República Checa y superó al estonio Ken Torn, a pesar de las triquiñuelas del italiano Franceschi. Se hizo con el título continental júnior y ayer recibió dos homenajes: primero en Santander por parte del gobierno cántabro -su copiloto Sara Fernández es natural de Santander- y después en su villa natal: Espinosa de los Monteros. Allí recibió el calor de sus paisanos y apostó por seguir creciendo, aún sin contar con el apoyo de la Junta de Castilla y León.
Una multitud orgullosa de su campeón dio la bienvenida a Efrén Llarena. Le recibió como el auténtico héroe que es y que lo ha demostrado a lo largo de los cinco rallyes en los que ha competido esta campaña, alzándose con el liderato en el primero: el Rally de las Azores. «Es un orgullo sentir el respaldo de mis paisanos y de los amigos de toda la vida», confesaba el piloto, que vivió su peor momento en el Rally de Polonia, donde sufrió una aparatoso accidente.
Con el paraguas del Rally Spain Team, equipo de la Federación Española de Automovilismo para ayudar a las jóvenes promesas nacionales, Efrén Llarena ha corrido en la categoría ERC3 Júnior. Poco más ayuda institucional ha tenido; algo de la Diputación a través de Sodebur y nada de la Junta de Castilla y León. «No me han felicitado; nunca he tenido contacto con ellos», explicaba tras ser recibido por el vicepresidente del gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga. Quizás ahora con el título cambien las tornas.
Deportivamente, sí habrá un cambio. Por el hecho de ser campeón júnior tiene derecho a correr dos pruebas continentales en la categoría superior R5. «El Campeonato de Europa consta de 6 carreras; dos ya están aseguradas pero voy a intentar competir en las otras cuatro, siempre y cuando consiga ayuda económica», desvelaba Efrén Llarena, mientras era agasajado por sus paisanos y amigos de siempre de Espinosa de los Monteros.