Briviesca atiende las patologías respiratorias por separado

S.F.L.
-

El ambulatorio de la ciudad decide dividir las consultas para evitar el contacto entre pacientes y prevenir así el contagio del COVID-19

El acceso para consultas por afecciones respiratorias se ubica en el lateral derecho del ambulatorio. - Foto: S.F.L.

El centro de salud de Briviesca ha habilitado una zona exclusiva para atender a los pacientes que presenten afecciones respiratorias para evitar el contacto entre personas y prevenir así posibles contagios de coronavirus. Aquellos que requieran con urgente necesidad ser tratados por especialistas, deberán dirigirse a la parte lateral del inmueble -en la derecha- y acceder por la entrada adaptada.
El coordinador médico del ambulatorio de la capital burebana, Juan Busto, afirma que aquellas consultas que se consideren no urgentes y que puedan esperar, «deberían aplazarse». Es muy importante que la gente no salga de sus casas ni para ir al médico y, en caso de necesitar realizar una consulta, es importante que se haga a través del teléfono. «Mis compañeros y yo indicaremos qué medidas tomar en caso de sufrir una dolencia», declara Busto, «incluso si alguien padece fiebre o tos», añade.
Según el facultativo, aquellos que presenten estos síntomas deben quedarse en sus domicilios «aún con más motivos» que el resto para impedir que el virus se expanda en caso de tenerlo. Si surgen insuficiencias respiratorias será necesario que un profesional realice un chequeo al afectado. En la zona reservada a consultas específicas para patologías respiratorias se realizan las pruebas oportunas para valorar si el paciente presenta un cuadro clínico leve o grave.
El coordinador reitera que el test que detecta si una persona está infectada con el coronavirus no se hará a la ligera y solo optarán a la comprobación los enfermos que, tras una valoración previa por parte de los doctores, padezcan de una dolencia importante.
A día de hoy, en la zona básica de salud de Briviesca no se ha dado ningún caso positivo en COVID-19  aunque, muy a su pesar, Juan Busto asegura que, posiblemente «en los próximos días comiencen a brotar casos». La expansión del virus depende de la responsabilidad de cada uno, de no salir a la calle -únicamente en casos excepcionales- de respetar las distancias y, lo más importante, de guardar las medidas de prevención e higiene establecidas para que la curva ascendente de la enfermedad se llegue a controlar. «Por muy mal que una persona se encuentre y decide acudir al centro de salud, que lo haga sola, nunca acompañada», manifiesta el doctor.
Desde el dispensario de la capital burebana recuerdan que las ambulancias deben utilizarse en situaciones de emergencia y aclaran que, si una persona padece síntomas de estar infectada pero se encuentra estable, tiene que trasladarse en su propio vehículo. «Si el viaje lo hace en ambulancia y da positivo, tendría que ser desinfectada, una labor que dura entre 4 y 5 horas. Quizás en ese momento surge un accidente, se requiere y no está disponible», añade.