La cantera de Poza retrasa la apertura a 2021

S.F.L.
-

A pesar de que la Junta aprobó el proyecto de investigación la promotora no ha podido realizar el estudio en enero para no saltarse trámites e infringir la ley

La cantera de Poza restrasa la apertura a 2021 - Foto: Diario de Burgos Patricia González

Las alegaciones que los ayuntamientos de Poza de la Sal, Merindad de Río Ubierna, Castil de Lences y varios vecinos de la zona presentaron el pasado año contra la instalación de una explotación minera de piedra caliza en el Páramo de Masa han provocado -entre otros asuntos- que la apertura de la cantera se retrase hasta 2021. El promotor del proyecto, Pablo Martínez del Río, aseguró a este periódico en el mes de diciembre que la «explotación comenzaría en agosto». 
Sin embargo, las peticiones de última hora y un correcto cumplimiento del reglamento ha ocasionado que el proyecto de investigación geológico que, en principio iba a realizarse en enero, no haya comenzado. Disponen de la aprobación de Medio Ambiente de la administración regional y tan solo falta la de Jefatura de Minas. «Las cosas de palacio van despacio pero ya he avisado a la empresa que se encargará de realizar las perforaciones que de un momento a otro la necesitaré para empezar», declara el gerente de Canteras Villarias Lezcano. 

El subsuelo donde pretenden llevar a cabo la explotación minera Piedra de Poza pertenece al Estado y por ello, «los trámites se alargan más. Un ingeniero visitó el terreno y le gustó», afirma del Río.

Los trabajos de estudio previos consistirán en realizar cinco perforaciones de unos veinte metros de profundidad a lo largo del páramo. Según el promotor, el objetivo de estas labores se centrará en distintos recursos de piedra natural para la construcción, como rocas carbonatadas ornamentales y otras sedimentarias existentes en el área. 

Pese a que se desconozca lo que se encontrarán bajo tierra Pablo Martínez del Río confiesa que tiene alguna idea ya que este proyecto lo tuvo en investigación minera hace treinta años. «En esa época lo dejamos aparcado porque teníamos mucho trabajo y necesitábamos de tiempo para buscar los lugares adecuados porque la superficie de la que disponíamos era mayor a la de ahora».

Ante los rumores de que el interés de explotar la cantera viene dado porque el Gobierno Central tiene pensado que el trazado del AVE de Burgos a Vitoria será por La Bureba, el empresario lo desmiente rotundamente y aclara que «no tiene ninguna información al respecto».

Los pueblos aledaños a la zona a investigar se muestran totalmente en contra de la explotación y confirman que no han recibido ninguna respuesta de las alegaciones que presentaron en la Junta y desconocen como transcurren los acontecimientos. El alcalde de Castil de Lences asegura que está dispuesto a «movilizarse» para paralizar el proyecto.

Ante las quejas de varios consistorios de la comarca, del Río reitera que los medios de explotación de una cantera de piedra natural resultan «los más ecológicos posibles y provocan un impacto ambiental nulo». Se mantiene seguro de lo que hace y confía que, aunque la apertura se restarse y «no se trate de una urgencia vital, funcione en los primeros meses del próximo año». Los bloques de piedra se venderán en España y el extranjero.