La ayuda para garantizar agua al ganado llega a 4.000 euros

P. Velasco
-

Las opas urgen ahora la puesta en marcha de otras medidas como la concesión de préstamos, moratorias o subvenciones directas para las zonas más afectadas

Explotación de ganado en la provincia de Soria. - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez

Las primeras ayudas económicas para paliar los daños provocados por la sequía en explotaciones de la Comunidad comenzaron a convertirse en realidad ayer tras la publicación de las bases reguladoras para la concesión de subvenciones de minimis destinadas a las actuaciones que garanticen el suministro de agua a la ganadería extensiva y semiextensiva. Una medida muy demanda por parte de las organizaciones agrarias en las última semanas, que reconocieron que era la más «urgente», pero que alertaron sobre la necesidad de convocar otras destinadas a conceder prestamos o incluso ayudas directas en las zonas más perjudicadas por la falta de agua donde prácticamente se ha perdido toda la cosecha.
La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural dio a conocer ayer las condiciones de estas ayudas, cuyos beneficiarios son los titulares de explotaciones ganaderas y los gestores de pastos, y aseguró que próximamente se publicará la convocatoria. En cuanto a la cuantía individualizada de la subvención, la orden señala que será como máximo del 50 por ciento de la inversión subvencionable, con un tope de 4.000 euros. Además, el plazo de presentación de solicitudes será de un mes y serán subvencionables las actuaciones realizadas a partir del 1 de junio.
Las opas valoraron la convocatoria de estas ayudas, «realmente necesarias», y recordaron que en el año 2017, 1.695 ganaderos se acogieron a ellas. Desde Asaja se pidió a la Junta que permita un periodo de solicitud «suficientemente amplio» para que todos los interesados puedan cursar su petición, así como un presupuesto «suficiente» para atender todas las peticiones.
Por su parte, Aurelio González, de UPA, insistió en que hace dos años estas subvenciones tuvieron «éxito» y animó a los ganaderos a acogerse a ellas, «porque estamos ante un cambio climático y esto puede suceder con frecuencia». Una consideración que también hizo Jesús Manuel González Palacín (UCCL), que reclamó que en la convocatoria se modifique que sea necesario el permiso de la CHD para los sondeos por solo la solicitud. Desde Coag, su coordinador regional, Aurelio Pérez, remarcó que se habían tenido en cuenta sus alegaciones y las actuaciones a subvencionar incluye el carácter retroactivo con fecha 1 de junio.
Pese a la satisfacción, desde las opas urgen ahora la convocatoria de otras medidas para paliar las pérdidas que la sequía ha ocasionado a las explotaciones agrícolas y ganaderas. Entre ellas los préstamos con intereses subvencionados, un año de carencia en capital e intereses en los préstamos suscritos con motivo de la sequía de 2017, ayudas directas para situaciones especiales que comprometan la continuidad de las explotaciones, el anticipo de las ayudas de la PAC o la exención de tasas al sector agroganadero. «Es necesario habilitar ayudas directas en determinadas zonas donde la cosecha ha sido nefasta», aseguró González Palacín. Una posición que ratificó Aurelio González, que advirtió de que necesitan ya conocer las ayudas con las que podrán contar para preparar la sementera.