scorecardresearch

Avalancha de casos de autismo por demoras en el diagnóstico

B.D.
-

La asociación ha destinado los 35.000 euros donados por el BBVA a la ampliación del edificio de Atención Temprana, donde atienden a 14 bebés y a otros 40 niños de entre tres y seis años

Simona Palacios, presidenta de Autismo Burgos (c.), con la directora territorial del BBVA, Marta Alonso (d.), el director de Ventas de BBVA AM, Rafael Alférez, y Tatiana Martínez, responsable del servicio de Atención Temprana. - Foto: Jesús J. Matí­as

Desbordados. Así dicen sentirse en la Asociación Autismo Burgos con la «avalancha» de casos de bebés y niños con este trastorno que han tenido en los últimos meses, un aluvión que atribuyen a los retrasos en los procesos de diagnóstico durante la pandemia y que ahora, cuando la asistencia sanitaria empieza a recuperar cierta normalidad y los menores retornan a las escuelas infantiles o colegios, afloran a un ritmo elevado.

Una situación que reveló la propia presidenta de Autismo Burgos, Simona Palacios, durante la visita que realizaron directivos del BBVA para conocer de cerca el proyecto  que la entidad bancaria ha reconocido y por el que donará 35.000 euros a esta asociación burgalesa. «Son efectos colaterales de la crisis sanitaria; la avalancha viene por la demora en los diagnósticos del hospital, de pediatría... porque es muy distinto ver al bebé en la consulta que llamar por teléfono a casa. Se han juntado muchas cosas y eso ha hecho que ahora tengamos este aumento tanto en los servicios de asperger como en atención temprana y en el programa Bebé Miradas», señaló.

Unas palabras que Simona Palacios corroboró con datos. En este momento, en sus instalaciones de Fuentecillas, atienden a 14 bebés y a otros 40 niños de tres a seis años, una cifra considerablemente más alta que la registrada antes de la covid -cuando había una treintena- y que puede crecer en las próximas semanas. «Atención Temprana es un servicio muy vivo. Los diagnósticos van llegando cada semana y ahora en septiembre, con la vuelta a las aulas, los profesores dan la voz de alarma», agregó Virginia, una de las miembros del equipo.

Desde Autismo Burgos insisten en que la demora en la detección de los casos es achacable a la pandemia y a la falta de seguimiento.

La entrada de nuevos casos obligará a la asociación a trabajar más y a generar recursos para un número considerablemente mayor. Y es ahí donde cobra especial importancia el proyecto premiado en la convocatoria solidaria del fondo BBVA Futuro Sostenible ISR, ya que los 35.000 euros recibidos permitirán a Autismo duplicar los espacios actuales en el área de Atención Temprana.

La asociación destinará íntegramente esa donación a las obras que se están realizando para habilitar nuevos espacios que permitan disponer de una mayor extensión para el apoyo a las personas con trastorno del espectro autista. Tras la reforma, la primera planta del edificio donde la asociación tiene su sede podrá contar con diferentes espacios accesibles diferenciados, estructurados y adaptados a las necesidades concretas de los menores.

Esto va a suponer la implantación de programas de atención temprana específicos e integrales; promover en bebés y niños de edades tempranas habilidades sociocomunicativas; dotar a las familias de las competencias necesarias; favorecer la atención e intervención a la demanda creciente de personas con autismo que precisan de una intervención especializada y realizar orientaciones y valoraciones diagnósticas a niños y jóvenes con TEA. Los espacios previstos se han diseñado con el objetivo de que sean contextos de aprendizaje tanto para los bebés y los niños como para sus familias, donde podrán desarrollar sus capacidades junto con la intervención del equipo, que integran una psicóloga, dos psicopedagogas y una logopeda.

Para Autismo Burgos, la detección temprana y el comenzar a trabajar pronto con los bebés, a partir de los doce meses, es fundamental a la hora de mejorar la evolución y el aprendizaje posterior.

Simona Palacios explicó a la directora territorial de BBVA Noroeste, Marta Alonso, y al director de Ventas BBVA Asset Management, Rafael Alférez, los programas que llevan a cabo en las instalaciones. Un trabajo que fue reconocido por los directivos de la entidad bancaria, quienes se mostraron encantados de poder contribuir a las iniciativas que desarrolla Autismo.

En palabras de Marta Alonso, la sostenibilidad y la inclusión son dos pilares importantes para el BBVA a la hora de ayudar a la sociedad. «Nuestra estrategia está alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y con el Tratado de París y son prioritarios aquellos que ponen el foco en la acción climática y en el crecimiento inclusivo», remarcó.