La reforma de las piscinas de Briviesca rondará el millón

S.F.L.
-

La empresa Cerro Arquitectos & Asociados redactará el proyecto de las obras en las instalaciones deportivas briviescanas en menos de dos meses por un importe de 48.500 euros

Las obras de reparación de los vasos comenzarán este invierno y se prolongarán durante cuatro meses. - Foto: S.F.L.

La rehabilitación integral de las piscinas municipales de Briviesca tendrá un coste total de un millón de euros aproximadamente y se ejecutará en dos fases. La primera, con una duración estimada de cuatro meses, se llevará a cabo durante este invierno, y la segunda, el siguiente. La empresa Cerro Arquitectos & Asociados ha sido escogida para encargarse de la redacción del proyecto entre las tres que habían presentado las ofertas. 
El importe del trabajo alcanza los 48.500 euros y se presentará la memoria de cada fase. La primera tendrá que estar redactada para el mes de noviembre como muy tarde, porque una vez entregada, la licitación de la obra se expondrá de inmediato con idea de agilizar la  reforma. 
Las primeras construcciones del  complejo municipal datan de la segunda mitad de la década de los 70. El paso de los años, el uso continuado de las instalaciones y la obsolescencia de los materiales y su entorno, así como la entrada en vigor de nueva normativa estatal y sectorial, motivan esta rehabilitación integral. 
 El primer proyecto deberá contemplar la reforma y reparación de los vasos y andenes perimetrales así como la renovación de la red de instalaciones y equipos necesarios para el funcionamiento de las piscinas, en particular las de depuración, electricidad, saneamiento, recirculación y abastecimiento. Se instalará nuevo mobiliario, duchas, cerrajería y cerramientos y se sustituirán las áreas pavimentadas por zonas verdes ajardinadas.
En la segunda fase se desarrollará un edificio, que albergará una zona de usos administrativos, sus instalaciones y equipamientos, vestuarios, botiquín, almacenes y un bar. También incluirá la demolición de los actuales guardarropas y las labores de solución de contención de tierras en el desnivel generado con esta demolición. 
La inversión aproximada para la reparación de los vasos y demás actuaciones contempladas en la fase I será de unos 350.000 euros. Para la segunda parte del proyecto, el alcalde de la localidad, Álvaro Morales, calcula que el gasto preciso será de casi 500.000. «Es un trabajo ambicioso y se construirán unas piscinas prácticamente nuevas», afirma el regidor. 
Para la realización de las primeras obras, que en principio puede que comiencen antes de que termine el año, el anterior equipo de gobierno destinó una partida presupuestaria de 300.000 euros. Tanto el ahora teniente de alcalde, Marcos Peña, como el primer edil, Morales, están de acuerdo en que las instalaciones necesitaban «urgentemente» una reforma integral porque actualmente presentan un estado «muy deteriorado». Cada verano reciben más gente tanto de la propia ciudad como de fuera. Durante el periodo estival de este año se han vendido 2.630 entradas, ha habido 3.834 abonados y se han generado siete empleos.