Maridaje con los productos del otoño

I.P. / Sotopalacios
-

Montserrat Díez, del restaurante Casa Ojeda, gana la sexta edición del certamen, con el plato 'Frutos de la huerta de Sotopalacios' • Elena Lucas, de La Lobita, de Navaleno, segunda

La cocinera ganadora elaboró un plato con morcilla y frutos de la huerta. - Foto: Ángel Ayala

María Montserrat Díez, del restaurante Casa Ojeda de la capital burgalesa, se alzó ayer con el primer premio del VIConcurso de Cocina con Morcilla de Sotopalacios con un plato muy de la tierra y del otoño. Frutos de la huerta de Sotopalacios, nombre con el que la chef de Ojeda bautizó su creación. Yhaciendo honor a ese título, la autora explicó a un atento jurado que su propuesta tenía como base principal conjugar la morcilla con los productos de la tierra propio de la estación otoñal, entre los que no faltaron los tomates, pimiento, manzana y membrillo acompañados por una salsa de caldo de naranja. El premio para Montserrat Díez ha sido un cheque de 500 euros y su peso en morcilla.
Otra cocinera se alzó con el segundo premio, que se marchó a la vecina localidad pinariega de Navaleno, en Soria. Su autora, Elena Lucas, del restaurante La Lobita, se llevó un premio de 300 euros y un lote de morcillas. Su plato La morcilla que quiere ser huevo,  fue una arriesgada apuesta que al mismo tiempo es un homenaje a uno de los pinchos más populares de la capital burgalesa, los cojonudos, según ella misma explicó al jurado el certamen.  
Los dos chef que habían llegado también a la final  derrocharon en la elaboración de sus platos, igualmente imaginación y técnica. Fueron Óscar Rodríguez, del restaurante Los Jardines del Plaza, de Borja, en Zaragoza, con el plato Morcilla de Sotopalacios, berza y pochas, en el que aunó la tradición con toques de sabor más actuales, y Francisco Antonio Martín, del K-Thommas, en Madrid, que elaboró un postre al que bautizó Bromor de Sotopalacios Ambos se llevaron a sus respectivas localidades un lote de morcillas.
El jurado de esta edición ha estado compuesto por Rosa María González, directora de la Cátedra Ferrán Adriá de Cultura Gastronómica y Ciencias de la Alimentación; Jesús Iñiguez, presidente de la Asociación de Cocineros y reposteros de Burgos, Acorebu; Patxi Álvarez, delegado de la asociación Eurotoques en Burgos; Alfonso Puente, jefe de cocina del Hostal Sotopalacios y Joaquín Merino, representante de la Asociación de Fabricantes de Morcilla de Sotopalacios. Tal y como reconocieron, todos los platos presentados por los finalistas fueron interesantes, valorando, además, la utilización de variados productos para su elaboración y hacer posibles ese maridaje con la morcilla local. En la decisión para inclinar la balanza hacia la chef de Casa Ojeda, se valoró, además, la presentación y la técnica de elaboración.
La iniciativa ha contado con la colaboración de la Obra Social La Caixa, el Restaurante Sotopalacios, Acorebu y Diputación  de Burgos a través de Burgos Alimenta.
Por primera vez, este año la final del concurso gastronómico se ha celebrado al margen de la Feria de la Morcilla -ésta fue el domingo día 9-, para dar más realce al concurso enfocado a los profesionales de la cocina; en este sentido, también el jurado hizo hincapié en la cada vez mayor profesionalización de los participantes.