Se busca una asociación que gestione el nuevo centro y bar

S.F.L.
-

Las obras del local de Villanueva de Teba, en el que se ha invertido 90.000 euros, terminarán en las próximas semanas aunque su funcionamiento tendrá que esperar

Las obras del centro de ocio -en el que se ubica el bar- finalizarán a lo largo de las próximas semanas. - Foto: S.F.L.

La pequeña población de Villanueva de Teba verá finalizar su nuevo centro de ocio y el bar a lo largo de  las próximas semanas y pretende que, una vez se inaugure y comience a funcionar sea una asociación local la que lo gestione. Después de aproximadamente un año de obras y una inversión de 90.000 euros que ha costeado en gran parte la Diputación -unos 60.000- el Ayuntamiento ha podido hacer realidad un proyecto destinado íntegramente para el uso y disfrute de los vecinos.

A día de hoy, en el municipio residen una treintena de personas y pese a que la gran mayoría corresponden a individuos con edades avanzadas -la media de edad supera los 60 años- también hay familias jóvenes con niños y veraneantes que no cuentan con un espacio preciso para reunirse. El alcalde, Valentín Puertas, propone que se forme una asociación cultural, de vecinos o de amas de casa y sean los miembros de la misma los que se encarguen de atender las instalaciones.

También existe la alternativa de que alguien decida arrendar el local y dirigirlo pero «resulta bastante complicado ya que lo más probable es que las ganancias obtenidas no den para vivir de ello», expone. El espacio cuenta con baños, barra de bar, cocina, calefacción y televisión y se amueblará con mesas y sillas.

Villanueva de Teba dispone únicamente de un bar, en el que se pueden adquirir artículos de alimentación envasados, embutido, legumbres, arroz o congelados y en el que en ocasiones preparan menús para trabajadores. La propietaria, Asunción Frías, lleva treinta años detrás de la barra y confiesa que está muy cansada. Debería llevar jubilada años pero no ha cerrado el negocio por no dejar sin vida al pueblo. «Una vez que funcione el nuevo local yo echo la verja. Tengo ganas de descansar y si he aguantado tanto tiempo ha sido por el bien de todos», manifiesta.

La intención de los políticos encajaba con el estreno del centro de ocio en las fiestas de San Pedro, a finales de junio, pero el regidor adelanta a DB que se dan por suspendidas; pero con la partida destinada a la celebración comprarán algunos utensilios para ubicar en el inmueble. «Una vez que las restricciones vayan desapareciendo me gustaría personalmente que el municipio contara con actividades y talleres programados para los vecinos», expone Puertas.

El recorrido hasta llegar al estado de la edificación actual «no ha resultado un camino de rosas» ya que cuando el primer edil tomó cargo en junio de 2019 se topó con un Consistorio «arruinado y sin recursos», apunta.  El equipo de gobierno se vio obligado a solicitar un crédito de 15.000 euros para continuar con las labores de construcción y no dejar a medias el trabajo.

mejoras. Los propietarios de la única explotación ganadera contemplaban dificultades para que sus más de 300 ovejas bebiesen agua. El pilón perdía agua y los animales tenían que hidratarse con cubos de agua pero el Ayuntamiento ya ha solventado el problema.

La cubierta de la iglesia de San Pedro, en riesgo de hundirse. La cubierta de la iglesia de San Pedro Apóstol de Villanueva de Teba, natural del siglo XVIII, corre riesgo de hundirse, no de manera inminente pero sí a medio plazo en el caso de que su mantenimiento continúe sin realizarse. En el imponente templo se alza su curiosa torre campanario terminada en una estructura metálica y en su interior destaca un retablo mayor. A simple vista, la edificación presenta un estado más que favorable y los muros no presentan grietas ni vegetación. No obstante, pese a que el tejado no contemple goteras y no se filtre agua al interior, necesita una restauración porque alguna de las vigas se encuentra partida, en concreto la principal y más importante para mantener en pie el techo. «Este inmuebles lleva tiempo sin recibir ningún tipo de mantenimiento ni por parte del Arzobispado ni por el propio Ayuntamiento, asegura el regidor de la localidad», Valentín Puertas.

Como el municipio no dispone de fondos suficientes como para hacerse cargo de la mejora, que ascienden a los 60.000 euros, presentó un proyecto de obra al Convenio de las Goteras de la Diputación pero el templo no fue seleccionado.

No lo tenemos todo perdido porque nos quedamos los primeros en la lista de no admitidos, por lo que en caso de que alguna de las localidades obsequiadas con la subvención la rechaza irá para nosotros», apunta el alcalde.

Según fuentes de la constructora Vicaros, especializada en trabajos de rehabilitación de iglesias, lograr ser uno de los seleccionados para beneficiarse de estas ayudas resulta complicado. «La reforma que requiere la cubierta no es compleja y se solventará sin problema», afirman.