3 expertos elaboran una guía de apoyo frente a adicciones

DB
-

Esta guía muestra como se intensifican los cuadros adictivos y los cambios que se están produciendo durante el confinamiento

Fernando Pérez del Río, psicólogo y profesor de la UBU. - Foto: Patricia

El psicólogo y profesor de la Universidad de Burgos Fernando Pérez del Río ha elaborado junto a dos expertos del País Vasco, una Guía de apoyo frente a las adicciones durante la epidemia del coronavirus. Este manual, acogido "muy positivamente" por el Plan Nacional sobre Drogas, muestra cómo se intensifican los cuadros adictivos y los cambios que se están produciendo durante el confinamiento. 
La coordinación, revisión bibliográfica, redacción de textos e imágenes fue realizada por Fernando Pérez del Río, Iñaki Markez y Patricia Insua. Así, Pérez del Río explicó que se está ante una situación que puede suponer "mayores riesgos psicosociales a personas con trastornos adictivos". "La población consumidora de opioides, los antiguos heroinómanos, son una población cronificada que padece comorbilidad con otras enfermedades, lo cual evidencia que estemos ante un colectivo vulnerable", puntualizó. 

Aunque han sido pocas semanas de aislamiento, los expertos advirtieron que "se ha comprobado que los cuadros adictivos se intensifican en algunos casos" y que "puede haber problemas que aumenten", por ejemplo, citaron el abuso de videojuegos o de juegos online y el consumo de sustancias legales, como los hipnosedantes, ansiolíticos.

En estas primeras semanas de confinamiento, según advirtió Fernando Pérez del Río, "se nos habla por la prensa de un aumento de la compra de cerveza en supermercados, aunque este hecho nos puede llevar a una interpretación errónea de la realidad ya que no debemos interpretar que se consume más alcohol; pues hay que recordar que los bares están cerrados".

Por contra, consideró que es "muy posible que disminuya el consumo de sustancias ilegales: hachís, cocaína, heroína, u otras sustancias psicoactivas puesto que ha disminuido significativamente la oferta en el mercado a causa de la situación de estado de alarma y el miedo al contagio y esto, para no pocos pacientes se ha convertido en una oportunidad para cesar los consumos de forma definitiva". "Algunas personas adictas han vuelto a casa generando situaciones inesperadas, y también estamos comprobando tristemente que muchos pacientes que hasta ahora podían ganarse la vida trabajando han perdido su trabajo, o regresan al alambre de la pobreza", agregó.

Asimismo, precisó que "la crisis del coronavirus ha obligado a los centros asistenciales de drogodependencias a reorganizarse forzosamente, están realizando servicios mínimos, mantienen el suministro de metadona y la asistencia telefónica (psicológica y social)". Para Fernando Pérez del Río más destacable aún es "la clara profesionalización institucionalizada de la solidaridad frente a la muy deseada solidaridad de la sociedad civil, a la que se ha arrinconado y se la ha pedido simplemente permanecer en casa".