22 ediles sin dedicación exclusiva llevan 5 meses sin cobrar

C.M.
-

El cambio del sistema y la limitación del pago a 12 comisiones han complicado los trámites en el Ayuntamiento de Burgos. Se espera que la próxima semana se abone de agosto a octubre

Imagen de la bancada del Partido Popular, Vox y Ciudadanos en un pleno. - Foto: Patricia González

Han hecho su trabajo pero no han cobrado por él. Los 22 concejales del Ayuntamiento que no tienen dedicación exclusiva, es decir que solo  perciben remuneración por asistencia a comisiones administrativas o consejo de administración, llevan cinco meses sin percibir un euro. Solo han recibido su salario los que cuentan con algún tipo de dedicación total o parcial (el alcalde, tres concejales del equipo de gobierno y uno del PP).

El retraso obedece a que el Pleno de julio acordó el aumento de las remuneraciones y limitó la percepción a 12 comisiones y los consejos del Instituto Municipal de Cultura (IMC) y la Gerencia de Fomento. Se quedaron fuera de la limitación los consejos de la Sociedad de Aguas y la Sociedad de Promoción. Precisamente las asistencias a estas dos últimas si se cobran con regularidad.

Este cambio obligó en noviembre al diseño de un programa informático para que los secretarios de las comisiones reflejaran las asistencias y se determinara el límite de las 12. Ha sido necesario hacer algunos ajustes y se espera que los ediles puedan cobrar la próxima semana las asistencias de agosto, septiembre y octubre junto a la nómina de diciembre, según confirmó el concejal de Hacienda, David Jurado.

Las de noviembre y diciembre se pagarán junto a la nómina de enero. «Confiamos en que la situación se normalice en febrero, de modo que se cobrará a mes vencido», añadió.

Los retrasos obligarán a desembolsar entre 8.000 y 9.000 euros por edil en algunos casos, de modo que se abonarán cerca de 100.000 euros. «Es un montante importante.

En las filas del Partido Popular no ocultan su malestar ante esta situación por los perjuicios que conlleva para los ediles al no percibir remuneración alguna por su trabajo y por las repercusiones negativas que tendrá a la hora de saldar las cuentas con Hacienda.

«Se nos acumularán en 2020 las percepciones de 2019 y el tipo impositivo se irá a las nubes. Nos van a hacer un trastorno enorme; la retención del IRPF será muy elevada», señaló el concejal Jorge Berzosa. 

Desde las filas del PP consideran un agravio la limitación del pago a 12 comisiones dado que asisten a más, lo que requiere no solo tiempo sino en algunos casos gastos de desplazamiento.

La inclusión de las dietas por asistir al Instituto Municipal de Cultura en la limitación ha complicado más la tramitación al ser un organismo autónomo y pagarlas de su propio presupuesto.



Las más vistas