Roa busca aplicar un ERTE en su guardería municipal

ADRIÁN DEL CAMPO
-

El primer intento de aplicarlo por fuerza mayor fue rechazado y ahora se negocia una nueva fórmula. Afectaría a las cinco trabajadoras de un servicio en el que se invierten 105.000 euros al año

Patio de la guardería municipal de Roa, que actualmente se encuentra cerrada por el coronavirus. - Foto: DB

El Ayuntamiento de Roa está buscando la forma de aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (RETE) a la guardería municipal. El primer intento del Consistorio, planteado como medida por fuerza mayor y que no contemplaría la negociación con los diferentes agentes sociales, fue desestimado. Ahora se está trabajando en la materialización de un RETE por causas organizativas y productivas, según afirman desde la UGT. Esta segunda vía necesita ser consensuada entre los sindicatos mayoritarios, al no tener la escuela infantil un comité de empresa, y los representantes municipales. Hasta el momento, solo se han dado los primeros pasos y todavía no se ha puesto fecha para celebrar la comisión negociadora, a partir de la cual habría siete días para hacer efectivo el ERTE.

La guardería de la villa ribereña es pública y la gestiona el Ayuntamiento raudense a través de la Sociedad Municipal de Roa. Por ese motivo, por dirigirse a través de esta entidad, se puede aplicar un expediente de regulación. La medida temporal afectaría a las cinco empleadas de la escuela infantil, cuatro educadoras y la cocinera y limpiadora. El alcalde, David Colinas, argumenta la decisión: "Como la guardería no va a tener actividad en lo que queda de curso entendemos que aplicar el ERTE es lo más lógico, es lo que haría cualquier empresa, algo normal. Lo más beneficioso tanto para la entidad como para los trabajadores. Nosotros tampoco estamos cobrando a los padres las cuotas", añade.

El Consistorio raudense destina anualmente 105.000 euros a la Sociedad Municipal de Roa, es decir, al servicio de la escuela infantil, y a su vez recauda alrededor de 87.000 euros en concepto de las tasas pagadas por los usuarios. El alcalde apunta que es el propio Ayuntamiento el que asume todos los gastos del centro educativo y que la decisión es "puntual" mientras duren las restricciones provocadas por el coronavirus. En este sentido, el regidor ya da "por perdido" el actual curso viendo que su finalización es en el mes de julio.

Por su parte, la líder de la oposición en el Ayuntamiento, la socialista Carmen Miravalles, se reafirma en su apoyo al equipo de Gobierno del PP en esta crisis. "Es cierto que puede ser un tema a debatir, pero lo entiendo. Si el alcalde lo ha hecho es porque la aportación municipal ya es muy grande en la escuela infantil puesto que la Junta no aporta nada", declara Miravalles matizando que debe ser una medida "puntual" y reincidiendo en que ahora la carga municipal es doble al no recibir las cuotas de los niños.