Llarena elude el tema catalán en su visita a Burgos

EP
-

El magistrado del Tribunal Supremo da una conferencia en la que ha eludido pronunciarse sobre la posibilidad de abordar la cuestión de Cataluña al margen del ámbito judicial, tal y como se ha planteado en algunos foros internacionales

Llarena elude el tema catalán en su visita a Burgos


  Llarena, quien ha impartido en la Universidad de Burgos (UBU) la conferencia 'La fuerza vinculante de las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos', enmarcada dentro de los actos conmemorativos del 40 aniversario de la Constitución Española, ha remarcado que los jueces deben tener una "especial prudencia" ante este tipo de interrogantes y ha insistido en que él de forma particular.
  La cuestión ha surgido a raíz de una pregunta de uno de los asistentes a la ponencia, al que el juez burgalés le ha contestado que su opinión en este tipo de cuestiones "se quedan en el ámbito de los amigos". "Se va a quedar con la decepción", ha añadido.
  En su conferencia, Pablo Llarena ha explicado ante una abarrotada Aula Romeros del Hospital del Rey el funcionamiento del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, del que ha dicho que puede dar órdenes pero en un marco de control o diplomático.
  Tras analizar el recorrido de este órgano judicial, el magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo ha recordado que existen elementos instaurados para que los países miembros cumplan sus dictámenes, como los planes de acción y los informes de ejecución, a la vez que ha explicado que, de manera extrajurisprudencial, se han instaurado unas pautas como las sentencias declarativas o medidas individuales concretas, con el objetivo de mejorar su funcionamiento.
  Pablo Llarena nació en Burgos en 1963 e ingresó en la carrera judicial en 1989, con el número uno de su promoción, y el año siguiente ascendió a la categoría de magistrado por oposiciones restringidas.
  Entre sus responsabilidades profesionales, Llarena ha sido juez de Primera Instancia e Instrucción en Torrelavega (Cantabria) y en Burgos y juez de Instrucción en Barcelona entre 1992 y 1998, fecha en la que se incorporó a la Audiencia Provincial de Barcelona.
  En 2011 fue elegido presidente de este órgano judicial, cargo en el que permaneció hasta su nombramiento para el Tribunal Supremo.
  En 2000 fue nombrado profesor de Derecho Penal de la Escuela Judicial y entre 2003 y 2005 fue jefe de Formación Inicial del Consejo General del Poder Judicial, además es autor de diversos estudios en materia penal y ha colaborado en múltiples foros jurídicos nacionales e internacionales sobre la materia.