El PP se activa en defensa de CyL y no se dejará «avasallar»

Santiago González
-

El presidente autonómico advierte que la calidad de los servicios públicos es «innegociable» y que «no se van a dejar influir por falsedades»

Fernández Mañueco clausura el comité ejecutivo autonómico del Partido Popular en Valladolid. - Foto: Chacón (Ical)

El presidente autonómico del Partido Popular y de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, reclamó ayer a los miembros de la ejecutiva autonómica que pongan en valor la gestión del Gobierno de coalición, que durante el medio año que lleva funcionando ha puesto medidas que «dan sus frutos». Para ello, pidió un partido «activo» que «no se dejará avasallar» frente a una izquierda radicalizada que se ostenta el poder en el Gobierno central.
Mañueco advirtió, durante la clausura del comité ejecutivo autonómico, que la calidad de los servicios públicos es «innegociable» y que no se van a dejar influenciar por falsedades. El presidente defendió que el Ejecutivo formado con Ciudadanos es «estable y funciona» para responder a los «desafíos» de la Comunidad y de España y enfatizó al reclamar un «partido activo» frente a una «izquierda radicalizada», a la que tienen que «plantar cara» cuando abre debates como el del adoctrinamiento. «No nos vamos a dejar avasallar», alertó.
Cuando está abierto el debate sobre la reordenación sanitaria rural, Fernández Mañueco recalcó que la calidad de la sanidad, la educación y la dependencia, que son pilares de referencia en España en la gestión de los servicios públicos, es «innegociable», aunque reiteró que se hará una reforma, desde el diálogo, para su mejora.
«Con la calidad de los servicios públicos no se juega, no nos vamos a dejar influenciar con falsedades y mentiras», avisó en referencia a la oposición socialista -sin citarla- cuando denuncia que se cerrarán consultorios. Por ello, remarcó su petición al partido para que «promueva» la gestión de estos meses y apoye la labor de su gobierno.
El presidente de la Junta antepuso su Ejecutivo «moderado y de transformación» con el Gobierno de la «radicalidad e incertidumbre» de Sánchez y «su turba de ministros», ante lo que recalcó que el PP tiene responsabilidad de ser «guardián y defensor» de la unidad de España y la igualdad de los españoles.
Vigilantes y exigentes.

Mañueco echó mano de Santa Teresa  y una de sus frases más conocidas: «La paciencia todo lo alcanza», para subrayar que «quien no es capaz de emprender, innovar y transformar, desaparece», con lo que se refirió a la Junta de Castilla y León como «referencia» en España.
Tras reiterar que serán exigentes ante el Gobierno de Sánchez, criticó que siga sin pagar los 142 millones correspondientes al IVA dediciembre de 2017. «Se ha vuelto a retratar con las personas de Castilla y León, vuelve a dar la espada y es un dinero que se necesita para los servicios públicos”, argumentó el presidente autonómico.

Feroces críticas a Pedro Sánchez
Mañueco ocupó la mayor parte de los 22 minutos de su intervención a la critica al Gobierno de Sánchez y a sus aliados, los independentistas catalanes y vascos. El presidente considera que el Ejecutivo central busca la creación de dos categorías de comunidades: las que están con sus intereses políticos y «todas las demás».
Asimismo, manifestó que Sánchez ha roto los consensos de la transición y «ha vendido España para comprar su Gobierno» con el respaldo de los independentistas. «El Gobierno no puede depender de quien quiere romper España, ya que Junqueras y Bildu le «harán pasar por caja» esta legislatura.
Finalmente, Mañueco se alegró de la decisión de Torra de concluir la legislatura:«Hoy ha ganado el Estado de Derecho», dijo, entre los aplausos de los populares.