La falta de soldadores obliga a buscar fuera de Miranda

Ó.C.
-

El déficit se agrava por la necesidad de titulación, para que las firmas que contratan cumplan normativas y certificaciones

La falta de soldadores obliga a buscar fuera de Miranda - Foto: Jesús J. Matías

La oficina del Ecyl en la ciudad cerró enero con una bajada de treinta personas en las listas del desempleo y el sector que mejor se comportó fue el de la industria. En total, el número de parados se mantiene como en los últimos años por encima de los dos mil y la última cifra oficial es de 2.278. En lo peor de la crisis se llegaron a superar los cuatro mil. Esto se entiende por la destrucción de empresas que se sufrió en ejercicios como el 2011 ó el 2012, pero a pesar de aquel balance, el sector industrial sigue siendo la referencia en la ciudad, aunque la logística cada vez gana más peso. Aún así, el motor tradicional se mantiene y en él es donde se ven los mayores problemas para encontrar personal cualificado para cubrir el empleo que se genera. Esto se siente especialmente en soldadura por lo que hay compañías que tienen que salir fuera de Miranda en busca de mano de obra.

La demanda de este perfil se observa desde las Empresas de Empleo Temporal (ETT) pero también se percibe en la oficina de promoción industrial de Miranda Empresas. Su gerente, Roberto Martínez de Salinas, destaca que por la posición que ocupan en la ciudad tienen una relación directa con las empresas y en su web también hay una sección destinada a las ofertas de trabajo. Entre ellas asume que en los empleos de soldador es donde existe más déficit «porque no hay suficientes y están viniendo de fuera», reconoce Martínez de Salinas, que al margen de las necesidades de empresas grandes como Talgo, también apunta que algunas de las últimas que han llegado a Miranda han tenido verdaderas dificultades para conseguir mano de obra cualificada.

En las ETT hacen hincapié en la formación. En Adecco manifiestan que conseguir una titulación cada vez es más importante porque «sin tener un título oficial» hay empresas en las que directamente es «imposible entrar». Este es un cambio que cada vez es más común porque las propias compañías se aseguran de que sus empleados estén formados para cumplir como la normativa o las certificaciones oficiales, que hacen que la titulación sea imprescindible cuando antes igual se cubría con experiencia. 

Esto es algo que se siente precisamente en soldadura donde «hay mucha demanda pero no hay tanta gente que esté formada para ello», afirman en Iman Temporing, que está ubicada en las instalaciones de la Cámara de Comercio en el Vivero de Empresas, donde ven que cuando se hacen cursos formativos de soldadura «no se apunta gente», lo que hace que sea difícil cubrir la demanda.

Este es el mayor problema que se afronta en el mercado laboral de la ciudad en el que «los puestos más solicitados están relacionados con el sector del metal», detallan en Randstad, donde amplían la necesidad de soldadores a otros puestos como operarios de mecanizado. En Miranda Empresas indican que otro de los problemas está en los puestos de mantenimiento «aunque esto es algo más general».

Al margen de las necesidades del sector industrial, también se ve cómo muchas de las ofertas que llegan a las ETT tiene que ver con la logística. Para poder acceder se aconseja tener el carnet de carretilla porque es algo que cada vez se demanda más, así como otros puestos relacionados como el puente grúa. Junto a estos perfiles vinculados al transporte de mercancías, Roberto Martínez de Salinas añade que cada vez se tiene una mayor necesidad en trabajos que tienen que ver con «la operabilidad y la administración logística».

Formación. Este es el tipo de trabajo que más se demanda en la ciudad en la actualidad y en cuanto a la formación que se pide por parte de Adecco se detalla que las empresas lo que piden en el currículum son titulaciones de «grado medio, superior o ingenieras». A esto también hay que sumar la experiencia, como un factor que suele ser determinante a la hora de conseguir contrataciones.

Por parte de los sindicatos se ha criticado en ocasiones la pérdida de calidad en el empleo que se crea. Desde Miranda Empresas se entiende que hay que tener trabajos en todos los perfiles y se defiende que dentro de las ofertas de empleo que surgen también hay algunos «de mucha calidad en el empleo, no solo en lo que se refiere a que se cobre bien». En este sentido se habla por ejemplo de Bebee que busca programadores, pero también se destaca a otros puestos como «los responsables de proyectos».