Multado por grafitear el centro de salud de Comuneros

DB
-
Multado por grafitear el centro de salud de Comuneros - Foto: Alberto Rodrigo

Los vecinos del polígono Río Vena denuncian desde hace años el foco de botellón y vandalismo en el que se han convertido la calle Juan de Padilla y la plaza Antonio José

La Policía Local de Burgos ha denunciado a un joven que fue sorprendido de noche cuando realizaba pintadas en el centro de salud de Comuneros. Las manos, manchadas de pintura del mismo color, le delaron.

Los agentes realizaban un servicio de patrulla ordinario el pasado martes, cuando, minutos después de la medianoche, observaron a un sujeto en actitud sospechosa en la escalinata superior del ambulatorio de la calle Juan de Padilla.

Los agentes identificaron al presunto autor, que confesó ser el autor del mismo. Presentaba las manos manchadas del mismo color de la pintada realizada. Decomisaron todos los botes de spray que tenía entre sus pertenecías. Este material quedo depositado en dependencias de la Policía Local.

Finalmente, informaron a este joven de la sanción, por vulnerar el artículo 37.13 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana.

 

DENUNCIAS VECINALES

Los residentes en el polígono Río Vena denuncian desde hace años el foco de botellón junto al centro de salud y otros locales de oficinas, un lugar al que se accede a través de unas escaleras ubicadas en la calle Juan de Padilla o una rampa en la plaza Antonio José. Los grupos de jóvenes se concentran en el paseo, rompen las conducciones para evacuar el agua de lluvia, que en lugar de discurrir por las cañerías cae al suelo bajo el que se sitúan los garajes, provocando goteras. También han roto el vallado de un local que esta vacío y han entrado en su interior para hacer botellón. La zona se ha llenado de basura y en algunas ocasiones han prendido fuego con el riesgo que ello conlleva para los residentes en los edificios más próximos.