La Policía cerca al 'vándalo del patinete' en Aranda

I.M.L.
-

Los daños causados por el vandalismo se calculan en unos 8.000 euros en daños. Entre las pruebas que manejan hay grabaciones de cámaras de seguridad en las que se ve a un encapuchado, con un martillo y en ese medio de transporte

Los talleres de cristalería del automóvil no dan a basto para reponer las lunas.

Si el autor o autores de la cadena de destrozos en la propiedad privada registrados en Aranda de Duero este pasado fin de semana se divirtieron realizando su fechoría y comprobando los efectos que la misma provocaba en la población arandina, las risas tienen una fecha de caducidad cercana porque su identificación y localización podría producirse en breve. Las investigaciones llevadas a cabo por la Policía Nacional han dado con diversas pruebas documentales, en concreto grabaciones de cámaras de seguridad en las que se ha ‘cazado’ al posible autor.
En las imágenes se ve a una persona, que parece un hombre sin poder dar más detalles, que va encapuchado, montado en un patinete y con un martillo. "Lo tienen bastante localizado", aseguraban fuentes municipales en la tarde de ayer, mientras que la alcaldesa de Aranda, Raquel González, apuntaba por la mañana que "la Comisaría Provincial de la Policía Nacional ha ofrecido su colaboración para acelerar el proceso de identificación de los responsables o el responsable", añadiendo que, con independencia de esta investigación, se va a mantener una reunión de coordinación entre la Policía Nacional y el cuerpo local.
Mientras avanza esta labor policial, los afectados han ido pasando por la Comisaría de la Policía Nacional en Aranda para interponer las correspondientes denuncias, donde se rozaban las 80 cumplimentadas. Una cifra que puede servir de referencia para cuantificar el valor de los daños provocados por el ‘vándalo del patinete’, que podría rondar los 8.000 euros, ya que el coste del cambio de una luna rota se estima en unos 100 euros, siempre que no tenga unas características específicas. 
Sin embargo, la cifra de coches afectados podría ser mayor, ya que algunos propietarios no habrían denunciado aún, o no lo harán, porque sus seguros se hacen cargo de la reparación. En uno de los talleres de cristalería del automóvil llegaban incluso a apuntar la cantidad de 120 coches con desperfectos. "Nosotros tenemos ya una lista de 35 coches para cambiarles la luna, hemos empezado esta mañana y hay lista de espera", reconocía el responsable del taller, que estaba acompañado por uno de los afectados. "Mi coche estaba en la calle San Lázaro, en zona azul, lo dejo ahí todos los días y me enteré cuando fui a por él por la tarde. ¿Es que no tienen otra cosa que hacer? Falta vigilancia en la calle o un buen escarmiento", se quejaba mientras esperaba a que le cambiasen su luna reventada, recordando que hace dos años y medio le quemaron su anterior coche.
Esta víctima tenía su vehículo en la calle San Lázaro, pero también entraron en la ruta de este individuo las calles Mesoneros Eugenio y Seri, Santo Domingo, todas ellas en el barrio Allendeduero, la avenida El Espolón o las calles San Antonio y Ricaposada en la zona céntrica de la ciudad, o en el barrio de Santa Catalina. 


Las más vistas