El plan del Duero apuesta por revisar los nuevos regadíos

SPC
-

El documento pide que se revise el impacto que pueden generar las 38.920 hectáreas de regadío, principalmente de Payuelos y La Armuña

Riego de maíz en un campo de cultivo de Soria. - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez

La propuesta inicial para la tercera planificación hidrológica del Duero 2021-2027 prevé un incremento de la superficie de regadío en la Comunidad de 38.920 hectáreas y aconseja revisar si en un escenario de cambio climático será posible atenderlas sin afectar la garantía de otras zonas. Así, el documento propone a la Comunidad «cerrar el mapa de regadíos de la cuenca con criterios conservadores» ante la incertidumbre de las aportaciones de agua en el futuro.
Así aparece recogido en el ‘Esquema provisional de temas importantes’ para la revisión del plan hidrológico de la Cuenca del Duero, cuya información pública abrió ayer el Ministerio para la Transición Ecológica y que estará abierta al menos durante los próximos seis meses.
El documento pone sobre la mesa también la necesidad de una evaluación del impacto de las modernizaciones de regadío realizadas hasta el momento y promover el ahorro de agua en los regadíos ya modernizados. Asimismo, apela a la modernización de los regadíos considerando el impacto sobre los retornos de riego; y se aconseja el desarrollo de campañas de concienciación para un consumo de agua adecuado.
El informe precisa que la superficie regable crecerá un siete por ciento en el periodo del programa, hasta las 585.654 hectáreas regadas, lo que incrementaría la demanda anual hasta los 3.570 hectómetros cúbicos. Estos incrementos procederán, básicamente, de la puesta en riego de las zonas de Payuelos y La Armuña, que tienen decretos aprobados y actualmente están en ejecución.
En este sentido, el texto, analizado por Ical, advierte de que «habría que revisar en los dos casos las nuevas demandas planteadas y considerar si en los escenarios de cambio climático será posible atenderlas sin afectar a la garantía de los regadíos existentes».
Asimismo, plantea analizar su viabilidad económica y si están incluidas en los programas de desarrollo rural donde se hayan analizado diversas alternativas de desarrollo, considerando su impacto ambiental y sus sinergias con otras actividades de desarrollo sostenible.
Garantía de suministro.

El Plan Hidrológico del Duero vigente señala que 33.495 hectáreas no cumplían los criterios de garantía de suministro, un siete por ciento de la superficie total de regadío. Sin embargo bajo un escenario de reducción de las aportaciones por efecto de cambio climático del once por ciento, ese siete por ciento de superficie con incumplimientos pasaría al 27 por ciento, sin incrementar la superficie, y al 42 por ciento si se incrementa la superficie de regadío tal y como demanda la Administración agraria.