Joyas sobre ruedas

SPC
-
Joyas sobre ruedas

El Museo Aguinaga de Bilbao muestra la historia y evolución de Mercedes-Benz con 30 espectaculares modelos clásicos que aún funcionan

Con el paso de los años, es bueno que de vez en cuando echemos la vista atrás para recordar el camino que ya se ha recorrido. Esto es lo que ha hecho la empresa familiar Aguinaga, que hace unos meses abrió en Bilbao un museo dedicado a Mercedes-Benz. 
El visitante puede disfrutar de un espacio único con 2.000 metros cuadrados que recorren una gran parte de la historia de la firma. Cuenta con una exposición de 30 unidades entre vehículos propios, cesiones de coleccionistas privados y de la propia marca. Esta exposición constituye la mayor colección abierta al público de vehículos de la marca de la estrella.
Dentro de la colección permanente, el público puede contemplar modelos que abarcan la historia de la compañía entre los años 1926 y 1986 que se suman a la gama de vehículos actuales, cubriendo así 92 años de historia de Mercedes-Benz. «La colección es una parte muy importante del museo, pero no es la única. Entendemos el espacio museo como un centro de exposiciones, eventos y ocio alrededor de lo que mueve esta gran marca» según indica Javier Uriarte, gerente del concesionario Aguinaga Mercedes-Benz.
Aficionado al coleccionismo desde pequeño, Juan Aguinaga Cárdenas (Bilbao, 26 de marzo de 1958), tercera generación de una familia de empresarios vascos volcados en el transporte y la automoción, se planteó el reto de dar una vuelta al concepto clásico de un concesionario de automóviles, algo que están haciendo ya muchos fabricantes con las denominadas flagship stores, y pensar en un museo, como realmente él lo define. «Un espacio de entretenimiento, cultura y ocio, donde ocurren cosas y en el que la colección de automóviles es un elemento más».
El museo cuenta también con un espacio para eventos y cursos presidido por una estructura de madera, réplica de las que se utilizaban para montar los monoplaza Mercedes Benz Flecha de plata con los que corría Fangio a principios del siglo XX, cuando los nuevos automóviles y la velocidad que alcanzaban sorprendían más a la sociedad que un smartphone actual.
En el futuro próximo de este museo, también adquirirán protagonismo los autobuses y, de hecho, uno de ellos ya está en la zona de talleres anexa a la exposición.
Por último, en palabras de Enrique Aguirre de Cárcer, director de comunicación de Mercedes-Benz España, «se trata de una excelente muestra donde conocer una gran parte de la historia de la marca inventora del automóvil. Hemos querido participar de esta iniciativa con la cesión de una de las 100 réplicas que existen del triciclo que patentara Carl Benz en 1886 y que se convirtió en el primer automóvil de la historia».
El museo se encuentra a 15 minutos del centro de Bilbao. La reforma del edificio construido por el arquitecto bilbaíno José María Smith corrió a cargo de sus hijos, Fernando y Álvaro Smith.