CCOO y SOI piden que se expediente a Lorenzo Rodríguez

F.T.
-

Denuncian una presunta agresión y amenazas a un funcionario representante del sindicato CSIF. Afirman que no es la primera vez.

CCOO y SOI piden que se expediente a Lorenzo Rodríguez - Foto: Luis López Araico

Los dos sindicatos mayoritarios en el comité de empresa y la mesa general de negociación han solicitado al presidente de la Diputación, César Rico, que inicie la apertura de un expediente disciplinario contra Lorenzo Rodríguez, vicepresidente primero de la institución y responsable de Personal, «por una presunta agresión y amenazas contra el jefe de Nuevas Tecnologías, funcionario y representante de los trabajadores por el CSIF».
Rodríguez niega los hechos y se limita a señalar que llamó al jefe de servicio a su despacho «para decirle que la palabra coño sobraba en la reunión», asegura el responsable de Personal, a la vez que insiste en que «no voy a entrar en ninguna pelea con los sindicatos porque lo importante ahora es trabajar en la comisión de seguimiento y solucionar los asunto que surgen todos los días, esto es lo importante».
Los hechos que denuncian estos sindicatos ocurrieron el lunes tras una reunión convocada por Rodríguez, como responsable de la comisión de seguimiento constituida en la Diputación para abordar la pandemia del coronavirus, con el fin de analizar con los distintos jefes de servicio de la institución las medidas adoptadas por el equipo de gobierno tras la declaración del Estado de Alarma. En ese encuentro, una vez más, se reflejaron las discrepancias sobre la posibilidad de facilitar el teletrabajo en todas las administraciones públicas, como se recoge en el Real Decreto del Gobierno central.
«Rodríguez considera un problema que se deriven las llamadas a la Diputación a los teléfonos particulares de los trabajadores, a pesar de que el responsable de Fomento expuso que era viable técnicamente y que varios responsables de distintas unidades administrativas insistieron en que en eso consistía el teletrabajo», apuntan desde los dos sindicatos denunciantes, que no entiende que el responsable de Personal se empeñe en que «no se puede cerrar la Diputación y que tiene que haber gente presencialmente en todos los servicios».
Fue precisamente el responsable de Nuevas Tecnología, y también delegado sindical del CSIF, quien más insistió en que era posible realizar teletrabajo y quien más increpó a Lorenzo «manifestando que para qué coño vamos a venir si se pueden desviar los teléfonos y hacer el mismo trabajo desde casa». Tras esa discusión y una vez terminada la reunión, según aseguran desde el SOI y CCOO, «Rodríguez ordenó al responsable de Nuevas Tecnologías que acudiera a su despacho, del que mandó salir a su nuevo jefe de gabinete, cerró la puerta y al parecer empezó a gritar amenazando al trabajador con abrirle un expediente disciplinario acusándole de falta de respeto y llegando a empujarle en varias ocasiones hasta hacerle caer al suelo y golpearse». 
Los dos sindicatos denunciantes afirman que «no es la primera vez que este político pierde los papeles y amenaza a los funcionarios con la apertura de expedientes disciplinarios» y por eso piden al presidente de la institución provincial «que como asalariado laboral de la entidad, a Rodríguez se le aplique el régimen sancionador recogido en el convenio por una presunta agresión y amenazas contra el jefe de Nuevas Tecnologías».
Estas dos organizaciones sindicales recuerdan que desde que comenzó la crisis del coronavirus, «reiteradamente y por unanimidad, los sindicatos hemos venido solicitando a la Diputación que facilite el teletrabajo, un aspecto al que ahora, en cumplimiento del Real Decreto del Estado de Alarma, tienen que facilitar todas las administraciones públicas, incluida la Diputación».
Para CCOO y SOI, el equipo de gobierno de la institución provincial «ha venido buscando excusas hasta que no le ha quedado más remedio que aceptar en parte que algunos trabajadores desarrollen sus funciones desde su domicilio» y recuerdan que «se han suspendido los términos e interrumpido los plazos de todos los procedimientos cuya gestión administrativa desarrolla la Diputación» por lo que la actividad diaria en el Palacio Provincial «ha quedado reducida a la mínima expresión, máxime teniendo en cuenta que finalmente se han cerrado las puertas al público».
 A juicio de CCOO y SOI, «Rodríguez está sobrepasado por la situación y no puede continuar un minuto más en su puesto», por lo que exigirán que «se le suspenda cautelarmente de sus funciones».