135.000 euros por la muerte de un neonato en el hospital

G.G.U.
-
135.000 euros por la muerte de un neonato en el hospital - Foto: [Patricia González; Patricia González]; Patricia

Lo abonará el seguro de Sacyl. El bebé cogió una infección que la defensa atribuye a higiene «deficiente» en las manos del personal, algo que el complejo sanitario niega. «Hicimos 300 cultivos y dieron negativo», recalcan

El seguro de Sacyl indemnizará con 135.000 euros a una pareja cuyo bebé murió a los pocos días de nacer, en septiembre de 2016, después de coger una infección hospitalaria en la unidad de Neonatología del HUBU. La compañía y la familia, representada por los servicios jurídicos de la asociación Defensor del Paciente, han llegado a un acuerdo que evita el juicio, pero que ha sorprendido en el hospital burgalés. En concreto, porque mientras que la defensa alega que el neonato adquirió la bacteria Enterobacter Cloacae por una «deficiente» higiene de manos del personal sanitario, la dirección médica del complejo sostiene que se hicieron «300 cultivos al personal y todos dieron negativo. No se puede establecer causa efecto».
En septiembre de 2016, la pareja tuvo gemelos y se les ingresó en Neonatología. Uno de ellos, así como otros dos bebés ingresados, adquirió una infección por esta bacteria, que es un microorganismo que habita en el intestino pero que, en caso de contacto con otras zonas del organismo, puede «colonizar», provocar un desequilibrio y desencadenar una infección.
El abogado que ha ejercido la defensa, Santiago Díez, del despacho vallisoletano SDS Legal Abogados, afirmó ayer que el contagio se produjo por «falta de asepsia» en las manos, seguramente por contacto «con algún pañal» y, en cualquier caso, por «acción directa». De ahí que considere que la compañía aseguradora haya preferido llegar a un acuerdo y evitar el juicio, que podría haber sido más gravoso. «El dolor a la familia no se lo quita nadie, pero si es acción directa no es inusual que las compañías lleguen a acuerdos previos», remató.
En este caso, la «colonización» por esta bacteria provocó daños cerebrales severos al recién nacido, que al cabo de dos semanas sufrió una infección generalizada y un fallo multiorgánico;lesiones incompatibles con la vida, por lo que falleció a las dos semanas.
sin evacuación. Una vez que se constató que había brote de Enterobacter Cloacae  -sucede cuando hay, al menos, tres casos de infectados al mismo tiempo-, el HUBU afirma que activaron el protocolo habitual: buscar el foco y hacer estudio con cultivos. «Más de 300, que dieron negativos», destacó la dirección, admitiendo que esta infección es «prevalente»en Neonatología por el tipo de paciente (bebés que han nacido antes de tiempo y con el organismo inmaduro), pero negando que se evacuara toda la unidad para esterilizarla. «El niño estaba colonizado, pero esa no es causa para evacuar. Los protocolos son muy concretos y en ningún momento se evacuó Neonatos», concluyó.
La bacteria Enterobacter Cloacae, además de ser frecuente en hospitales, forma parte del grupo de patógenos resistentes a numerosos antibióticos, por lo que es más difícil tratarla.