scorecardresearch

Zapateado y electrónica en fase REM

I.L.H.
-

Pure (Iván Casado) incluye flamenco, pole-dance, visuales y el sonido de la txalaparta o el handpan en el concierto teatralizado 'Oníri-K', basado en las distintas etapas del sueño. Lo estrena hoy

Parte del equipo de ‘Oníri-k’ se reunió ayer para ensayar antes del estreno el sábado en el Teatro Principal. - Foto: Jesús J. Matías

Flamenco y música electrónica. Pure se atreve esta vez a fusionar ambos estilos y el resultado, avanza, es sorprendente. El zapateado de Estrella R., bailaora y actriz, crea un «efecto emocionante», de los de poner los pelos de punta. Pese a que al principio no estaba seguro de querer unir esos dos tipos de música, se convenció al ver bailar a Estrella R. con el sonido de la fusión. Y ahí empezó todo. Aunque no es lo único novedoso de Oníri-K, el nuevo proyecto de Iván Casado, un artista que trata de crear todos los años un espectáculo irrepetible por aquello del directo, pero sobre todo porque es muy difícil volver a reunir a los colaboradores.

Para este espectáculo que estrena hoy en el Teatro Principal se rodea de siete creadores y con ellos hace una amalgama de sonidos y emociones para viajar por las distintas fases del sueño: hay txalaparta, handpan (instrumento metálico de percusión), visuales, pole-dance, baile contemporáneo, teatro y, por supuesto, los temas de Iván Casado.

En este concierto teatralizado hay temas y escenas de duermevela, con música para los sentidos que siguen despiertos; hay momentos para perder la conciencia y sumirse en un sueño profundo, e incluso tocará sufrir alguna pesadilla: «Hay sueños que hacen llorar y aquí lo contamos con la ansiedad de escuchar una llamada perdida y lo que ocurre alrededor. Lo que importa es crear muchos sentimientos: hay melancolía, tristeza y acabamos con la alegría de una gran fiesta», apunta Pure. Por haber hay hasta narcolepsia, el trastorno del sueño que deja sin fuerzas a quien lo sufre y te hace desconectar.

«Creo que hemos creado momentos bizarros, de esos que no olvidas fácilmente porque hacemos unas mezclas increíbles. Por ejemplo con la música electrónica y el taconeo a una velocidad impresionante». 

Sobre las composiciones musicales, Pure reconoce el «gran momento» que está viviendo y que tiene que ver con la creatividad surgida en la pandemia. «Son composiciones diferentes, más elaboradas, con más ímpetu y tiempo de reflexión. Creo que es lo mejor que he hecho. Está mi esencia, pero con más calidad», señala. 

En pleno periodo creativo, además, le llegaron dos máquinas nuevas analógicas que le dan una sonoridad diferente a su trabajo. Con esa sustancia, la aportación del resto del equipo y los ensayos, que «son vitales en un músico» el resultado se podrá ver en una única función este sábado, a las 20.30 horas.

Sobre el escenario del Teatro Principal acompañan a Pure y contextualizan el proyecto además de Estrella R., actriz y bailaora madrileña afincada en Burgos; Nurandbe (Nuria Descalzo) poniendo voz a varias canciones con su potente timbre; la iluminación de Diego Díez del Barrio; Ivana La Piana, encargada del baile y la acrobacia sobre una barra vertical; PercuSónika (Sonia Caballero) tocando la txalaparta; Guillermo Oña con el handpan, y a cargo de los visuales, Mucrovisión. Sin olvidar a Pepe Incidente (Pepillo), que asesora la dramaturgia de Estrella R.