Hoy juega toda la ciudad

R.C.G.
-

El Mirandés disputa la ida de las semifinales de Copa ante la Real Sociedad. Los rojillos sueñan con seguir haciendo historia

Álvaro Rey celebra uno de los goles ante el Sevilla. - Foto: Truchuelo

GALERÍA

Desembarco rojillo en San Sebastián

Es solo un partido de fútbol, aunque para Miranda es mucho más que eso. Es el sueño de toda una ciudad volcada con su equipo, el orgullo de 35.000 vecinos que miran a la cara a las grandes capitales sin complejos. Más de mil afortunados lo seguirán en directo en Anoeta (21.00 horas) y el resto, durante un par de horas, dejará aparcadas todas sus obligaciones para pegarse a televisión y radio. La ocasión lo merece.

El Mirandés ya ha hecho historia pero los rojillos saben que están a las puertas de conquistar el cielo, una oportunidad que quizá nunca se repita. Por eso quieren aprovecharla. 

Nadie duda de que el Mirandés es la cenicienta de las semifinales, pero a estas alturas todo es posible. Ni el más optimista hubiera apostado por dejar fuera a CeltaSevilla Villarreal, pero los de Iraola no se han colado entre los cuatro mejores por casualidad sino porque se lo han ganado sobre el terreno de juego a base de buen fútbol. Ahora espera la Real Sociedad, uno de los clubes más en forma de todo el fútbol español, con jugadores que pueden ser determinantes.
Los donostiarras se han cargado al Real Madrid en cuartos y ven cerca la opción de jugar una final de Copa, algo que no experimentan desde hace más de tres décadas. Es decir, muchos de los que esta noche estarán en las gradas de Anoeta nunca han visto a su equipo alzar un título y por eso la expectación en San Sebastián es máxima. 

El objetivo con el que saltará el Mirandés al campo es que la eliminatoria no se decida en la ida. Los rojillos tratarán de ser fieles al estilo atrevido que les ha llevado hasta aquí, porque además no saben jugar de otra forma, aunque enfrente tendrán a un rival al que también le gustan los encuentros abiertos. Si los dos conjuntos mantienen su filosofía, se verá una semifinal vistosa. 

Iraola no podrá contar para este partido con Carlos Julio y Franquesa, lo que deja muy mermada la defensa por falta de efectivos. En principio el técnico seguirá la tónica de las últimas eliminatorias, es decir que pondrá un once casi de gala. La duda es si apostará por Guridi, Malsa y Antonio Sánchez de inicio como suele hacer en la competición liguera o reserva a alguno para la segunda mitad como ha hecho en otras citas coperas. En ese caso, el descartado sería Guridi y Peña ocuparía la mediapunta del equipo.

En la derecha tampoco está clara la titularidad de Álvaro Rey, ya que Joaquín Muñoz brilló en el rato que jugó en El Molinón. En ataque será Matheus, el goleador de la Copa, el encargado de hacer temblar a la defensa txuri urdin

En la Real Sociedad la única baja es Illarramendi, que lleva desde el pasado mes de octubre de baja por una lesión de tobillo que le ha obligado a pasar por quirófano. Los que si estarán son Odegaard, Oyarzabal y Llorente, cuya participación ha estado en duda durante la semana por diferentes molestias. 

A pesar de la diferencia de categoría, Alguacil tirará de todas sus estrellas para intentar encarrilar la eliminatoria en casa ya que es consciente de que si no en la vuelta la Real Sociedad lo pasará mal en Anduva, donde ya cayó en Copa en 2004...