Abierta al tráfico la avenida de la Universidad

L.M.
-
Javier Lacalle (i.) junto a Jorge Berzosa y un representante de la mercantil Herrero Temiño, ejecutora de las obras. - Foto: Alberto Rodrigo

Este mediodía se ha abierto al tráfico el último tramo de la ronda interior que faltaba por ejecutar, el tramo entre el puente de la Universidad y la avenida Valentín Niño. Soportará más de 10.000 vehículos al día

Tras aproximadamente 100 millones de inversión divididos en 13 fases a lo largo de 14 años, la ronda interior de Burgos es una realidad. El alcalde, Javier Lacalle, acompañado del edil de Vías Públicas, Jorge Berzosa, así como del concejal del PSOE Antonio Fernández Santos y del rector de la Universidad de Burgos, Manuel Pérez Mateos, han inaugurado este tramo de 200 metros entre el puente universitario y la avenida Valentín Niño, que completa una infraestructura municipal que permitirá una movilidad circular.

Junto al carril bici y las zonas verdes, aún sin plantar, destaca la presencia de un radar para controlar la velocidad de los coches situado en el margen derecho, dirección hacia el complejo universitario, y antes del cruce con el Paseo de Fuentecillas.